Jueves 30 de junio de 2022

Nigeria: Tercer sacerdote secuestrado en marzo

  • 29 de marzo, 2022
  • Abuja (Nigeria) (AICA)
Nuevo golpe a la comunidad cristiana de Nigeria, después de que un total de 45 personas fueran secuestradas el pasado 27 de marzo, entre ellos un sacerdote católico que sirve en la diócesis Minna.
Doná a AICA.org

El padre Leo Raphael Ozigi es el tercer sacerdote católico secuestrado en marzo en Nigeria. El padre Ozigi, párroco de la iglesia de Santa María, en el pueblo de Sarkin Pawa, en el estado de Níger (en el área central que separa el norte de mayoría musulmana del sur, de mayoría cristiana), fue secuestrado junto con otros 44 aldeanos por bandidos en la noche del pasado domingo 27 de marzo.

Tal como informa la Agencia Fides: "El padre Leo Raphael Ozigi fue secuestrado cuando se dirigía a Gwada desde Sarkin Pawa después del servicio dominical", confirmó el pastor Raphael Opawoye, secretario del Capítulo del Estado de Níger de la Asociación Cristiana de Nigeria (CAN).

La aldea donde fue secuestrado el sacerdote junto con los demás habitantes es una de las al menos seis aldeas atacadas entre el sábado 26 y el domingo 27 de marzo en el área del gobierno local de Munya. Los bandidos que llegaron en gran número invadieron el eje vial Kuchi/Chibani, atacando y saqueando las aldeas a lo largo del camino, cuyos habitantes se vieron obligados a huir.

Los asaltos en el estado de Níger continuaron ayer, 28 de marzo, cuando bandidos asaltaron la aldea de Kabo en el área del gobierno local de Gurara, donde murieron al menos tres personas. A principios de marzo, las autoridades locales dijeron que más de 200 bandidos habían muerto en una serie de enfrentamientos con las fuerzas del orden.

Además del padre Ozigi, otros dos sacerdotes fueron secuestrados en Nigeria en marzo, ambos en el estado norteño de Kaduna: el padre Joseph Akete Bako, de la iglesia de San Juan, en Kudenda, en el área del gobierno local de Kaduna Sur, secuestrado la noche del 8 de marzo en un asalto a la casa parroquial durante el cual una persona fue asesinada y el padre Felix Zakari Fidson, de la diócesis de Zaria, secuestrado el 24 de marzo.

Nigeria vive con inseguridad desde 2009 cuando comenzó la insurgencia de Boko Haram con el objetivo de convertir al país en un estado islámico. Desde entonces, el terrorismo ha campado a sus anchas orquestando ataques terroristas indiscriminados contra varios objetivos, incluidos grupos religiosos y políticos, así como contra civiles.+