Martes 28 de mayo de 2024

Murió a los 91 años el cardenal colombiano Pedro Rubiano Sáenz

  • 16 de abril, 2024
  • Bogotá (Colombia) (AICA)
El arzobispo emérito de Bogotá, quien recibió su ordenación sacerdotal el 8 de julio de 1956 en la arquidiócesis de Cali, falleció el lunes 15 de abril en la capital colombiana.
Doná a AICA.org

Pedro Rubiano Sáenz, cardenal y arzobispo emérito de Bogotá, falleció en la capital colombiana a los 91 años, el lunes 15 de abril. Nacido en Cartago, Valle, ejerció como arzobispo tanto en Cali como en la capital del país, destacándose en la escena pública especialmente en los años 90.

En un comunicado la Conferencia Episcopal de Colombia (CEC) destacaron la actuación del cardenal Rubiano como presidente del episcopado en tres ocasiones: 1990-1993, 1993-1996 y 2002-2005, contribuyendo con casi 68 años a la vida sacerdotal de la Iglesia. 

Fue nombrado cardenal diácono por el papa Juan Pablo II en el consistorio del 21 de febrero de 2001. Además de su labor eclesiástica, ejerció como vicepresidente de la Comisión Católica Internacional de Migraciones y Refugiados en Ginebra desde 1983 hasta 1989, resaltando su compromiso con importantes causas sociales.

Adicionalmente agregaron sobre Rubiano que: “De manera especial, el 4 de agosto de 1995, el cardenal Rubiano Sáenz fundó la Comisión de Conciliación Nacional bajo el propósito de poner al servicio del país, una instancia social y políticamente diversa que ayudara a buscar soluciones políticas al conflicto armado colombiano, acompañar los esfuerzos de paz y establecer escenarios de confianza para el encuentro con diversos actores”.

Por otro lado, en un documento en conjunto de la CEC con la arquidiócesis de Cali sobre Rubiano comentaron lo siguiente: “En el gobierno pastoral de la arquidiócesis de Bogotá se destacó como creador del Banco Arquidiocesano de Alimentos, obra que ha beneficiado a millones de personas en sus más de 20 años de existencia. También fue el impulsor de la creación de tres nuevas diócesis en Bogotá, a saber, Engativá, Fontibón y Soacha, las cuales constituyó el Papa Juan Pablo II en el año 2003. Los últimos años de su vida los vivió en Bogotá, donde falleció”.

Rubiano Sáenz, fue nombrado obispo de Cúcuta el 2 de junio de 1971 y ordenación obispo el 11 de julio del mismo año, liderando dicha diócesis hasta 1983. Posteriormente, el 26 de marzo de 1983, se le designó como arzobispo coadjutor de la arquidiócesis de Cali, posición que mantuvo hasta el 7 de febrero de 1985, fecha en la que asumió como arzobispo metropolitano de Cali, cargo que desempeñó hasta 1994.

La CEC anunció que los restos del cardenal Rubiano Sáenz serán depositados permanentemente en la capilla de Nuestra Señora de los Dolores, ubicada en la catedral de Bogotá. 

Por su parte la arquidiócesis de Bogotá, a cargo del cardenal Luis José Rueda Aparicio, los obispos auxiliares, el clero, la vida consagrada y de toda la comunidad arquidiocesana "agradece a Dios por la vida y ministerio de este buen pastor y encomienda su alma al Dios de la vida. Jesús resucitado, vencedor de la muerte, le conceda la paz y la vida eterna”.+