Jueves 9 de febrero de 2023

Mons. Ojea: "La trata es una de las más terribles esclavitudes de la sociedad contemporánea"

  • 8 de febrero, 2017
  • Buenos Aires (AICA)
El obispo de San Isidro, monseñor Oscar Ojea, adhirió a la Jornada Mundial de Oración y Reflexión contra la Trata de Personas y advirtió que "esta realidad tan aberrante" es "una de las más modernas y terribles esclavitudes de la sociedad contemporánea". El prelado pidió la intercesión de santa Josefina Bakhita para que acompañe a las personas cuya dignidad es denigrada con este flagelo.
Doná a AICA.org
El obispo de San Isidro, monseñor Oscar Ojea, adhirió a la Jornada Mundial de Oración y Reflexión contra la Trata de Personas que se realiza hoy, miércoles 8 de febrero, en coincidencia con la memoria litúrgica de santa Josefina Bakhita, la religiosa sudanesa que vivió la dramática experiencia de ser víctima de la trata.

El prelado lamentó "esta realidad tan aberrante" de la cual pudo ser testigo cuando era obispo auxiliar de Buenos Aires. "Había una parte de la Capital Federal en la que se ofrecían chicas para prostitución porque necesitaban droga y finalmente se caía en la venta de su propio cuerpo, a través de una persona que les suministraba droga y organizaba la trata", relató.

Monseñor Ojea afirmó que la Iglesia quiere recordar "esta tremenda afrenta contra el cuerpo y el corazón de cada persona" pidiendo por la dignidad humana "mediante la intercesión de santa Josefina Bakhita, esta santa sudanesa africana que conoció la esclavitud, conoció la tortura de chiquita y finalmente fue vendida a una familia en Italia, una buena familia que la hizo estudiar".

El obispo contó que la santa luego entró en una congregación y se consagró haciendo las tareas más humildes. "Para todo esto que tiene que ver con la dignidad de nuestros chicos y de nuestras chicas, las situaciones de pobreza extrema, que cuando se da la necesidad de una adicción, se ofrece cualquier cosa para poder satisfacerla", añadió.

"Esta y muchas otras formas en que se denigra la dignidad de las personas las tenemos en cuenta en este día. Le pedimos al Señor que tenga misericordia de su pueblo y que siga acompañando de cerquita a estas pobres personas que están sometidas a una de las más modernas y terribles esclavitudes de la sociedad contemporánea", concluyó.+