Miércoles 26 de enero de 2022

Mons. Ojea destaca la importancia del encuentro en su saludo de fin de año

  • 31 de diciembre, 2021
  • San Isidro (Buenos Aires) (AICA)
"Estamos hechos para un encuentro, tenemos que abrir nuestro corazón a un encuentro; este encuentro siempre es la posibilidad de servir, crecer y poder entregar mejor nuestra vida", sostuvo el obispo
Doná a AICA.org

El obispo de San Isidro y presidente de la Conferencia Episcopal Argentina, monseñor Oscar Vicente Ojea, compartió su saludo de fin de año expresando: “Queridos amigos, amigas, feliz año nuevo. Estamos acostumbrados a vivir el tiempo como una continuidad de hechos que suceden, pero en realidad el tiempo también es acontecimiento, es acontecimiento fuerte que nos interpela, que nos cambia, que nos trasciende en su significado; esto pasa con el nacer, esto pasa con el nacimiento”.

“La Iglesia celebra el año nuevo con un nacimiento, celebrando la octava de Navidad: Cristo está entre nosotros por la Virgen que es la aurora de nuestra salvación”, destacó.

El prelado sanisidrense recordó que “el papa Francisco nos dice en la encíclica Fratelli tutti que ‘la vida no es tiempo que pasa sino tiempo de encuentro’. Estamos hechos para un encuentro, tenemos que abrir nuestro corazón a un encuentro, y este encuentro siempre es un aprendizaje, siempre es un crecimiento, este encuentro siempre es la posibilidad de servir, crecer y poder entregar mejor nuestra vida”.

Monseñor Ojea repitió lo que decía el poeta español Antonio Machado: “moneda que está en la mano tal vez se deba guardar, la monedita del alma se pierde si no se da”, y reflexionó: “La vida se pierde si no se entrega, como dice Jesús en el Evangelio”.

“Celebremos entonces este acontecimiento maravilloso de nacimiento de Jesús, la Iglesia tiene por misión que se conozca a Jesús, que cada persona pueda configurarse con Jesús y al mismo tiempo encontrar su camino; disfrutar de la vida es poder vivir para este encuentro que nos hace crecer”, sostuvo.

“Que tengan un feliz año, aún en medio de este momento difícil que nos da miedo, que nos da temor, que hace nuestro futuro más tenebroso, en medio de este miedo y de este temor y también de la necesidad de descansar; dos cosas que se unen en medio de todo esto. Que el Señor nos enseñe a desentrañar el misterio del tiempo que nos toca vivir para ser felices de verdad. Feliz año nuevo”, concluyó.+