Viernes 30 de julio de 2021

Mons. Ñáñez: "Vivir la Navidad eligiendo ser buenos"

  • 28 de diciembre, 2020
  • Córdoba (AICA)
El arzobispo de Córdoba celebró la misa de Navidad en la catedral Nuestra Señora de la Asunción y animó a contemplar el pesebre, pidiendo la libertad y la bondad.
Doná a AICA.org

El arzobispo de Córdoba, monseñor Carlos José Ñáñez, celebró la misa de la Navidad del Señor, el 25 de diciembre, en la catedral Nuestra Señora de la Asunción.

Al comienzo, el prelado dijo que "la Nochebuena nos presenta el acontecimiento enternecedor del pesebre", y animó a detenerse en esa imagen y en "las vicisitudes que enfrentaron María y José", hasta llegar al pesebre y experimentar el nacimiento del Salvador.  

Con esta fiesta, "la Iglesia quiere que nos adentremos en el misterio", dijo, porque no se trata del nacimiento "de un bebé más", e indicó que la segunda lectura en la Carta a los Hebreos "muestra una insinuación clara del misterio", porque a través de la Navidad, "el misterio de la Santisima Trinidad empieza a desvelarse".

Refiriéndose al Evangelio de Juan, el prelado cordobés manifestó que "esta Palabra tiene una obra decisiva en la restauración de la redención humana. Jesús se hace hombre en el seno de la Virgen y se solidariza con la raza humana".

"La humanidad de Jesús, por la resurrección queda plenificada en la presencia y la obra del Espíritu", añadió después y completó que se trata de "el triunfo definitivo de Dios". Pero el Evangelio presenta tambien "el drama de la historia". En el nacimiento de Jesús se unen "lo precioso y lo dramático de la libertad". 

Monseñor Ñáñez señaló que "abusando de la libertad podemos cerrarnos en nosotros mismos. Pero la perspectiva que nos presenta Juan es vencedora", dijo con esperanza. En este sentido, animó a la comunidad a renovar sus opciones y expresar: "Señor, no quiero tener nada que ver con la tiniebla, quiero ir a la luz". "Esto es lo que necesitamos en nuestra Patria".

De este modo, hizo mención a que cada hombre debe "elegir ser bueno. Es una elección de nuestra voluntad, no querer transar con el mal". Y animó: "Desde corazones renovados, salen situaciones renovadas". Al observar el pesebre, el arzobispo pidió a María y José que "intercedan por nosotros, para que nos alcance la gracia de ser dueños de nuestra libertad, siguiendo las enseñanzas de Jesús". 

Así, "conociendo a Jesús, conocemos al Padre. Siguiendo a Jesús, que es el camino, llegaremos a la meta, que no acaba". Finalmente pidió, por intercesión de María Santísima y de San José, "que podamos vivir esta Navidad eligiendo ser buenos".+