Miércoles 5 de octubre de 2022

Mons Moon: "El conocimiento del Señor está motivado por el amor, no por la supervisión"

  • 12 de mayo, 2022
  • Venado Tuerto (Santa Fe) (AICA)
En el cuarto domingo de Pascua, el obispo de Venado Tuerto invitó a saber escuchar y discernir la voz del Buen Pastor.
Doná a AICA.org

En el cuarto domingo del tiempo pascual, el obispo de Venado Tuerto, monseñor Han Lim Moon, reflexionó sobre la importancia de saber escuchar y discernir la voz del Buen Pastor 

En ese sentido, expresó que el Evangelio del cuarto domingo de Pascua, domingo del Buen Pastor, nos ubica en el contexto de “recordar, conocer por el nombre, en el contexto de amor". En referencia al pasaje, destacó que se puede comprender en dos núcleos: El primero de ellos es el conocimiento mutuo entre el pastor y las ovejas, mientras que el segundo núcleo es que Jesús, como Buen Pastor, da la vida a las ovejas y por las ovejas, remarcó el prelado.

Seguidamente, aseguró que “cuando el Evangelio dice que el pastor conoce a las ovejas es como cuando uno ve cómo los padres conocen a los hijos”, remarcando que “ese conocimiento es muy diferente de un conocimiento por internet o por leer un libro”. “Cuando Jesús dice ‘yo conozco a mis ovejas’ es un conocimiento que proviene del amor. El Señor nos conoce hasta el pensamiento, hasta las intenciones de fondo, conoce absolutamente todo. Pero ese conocimiento está motivado por el amor, no por la supervisión”, agregó el obispo de Venado Tuerto.

Además, monseñor Moon manifestó que “así es como cuando las ovejas conocen la voz del pastor, o los hijos distinguen las voces de los padres o de sus maestros de otras voces. El conocimiento de parte de las ovejas al pastor es por discernimiento de la voz, pero no solo disciernen sino que también les hacen caso”.

Luego, se refirió a cómo el pastor le da vida a las ovejas conduciendo al pasto abundante y fresco. “El Buen Pastor da la vida por las ovejas para defenderlas, para cuidarlas. Da y arriesga su vida para defenderlas por un lado y él mismo se convierte en alimento para las ovejas”, agregó el obispo, quien recordó que “eso es lo que sucede en cada Eucaristía, Jesús da su vida por cada uno de nosotros convirtiéndose en alimento de la vida eterna. Todo esto se comprende dentro del contexto de amor profundo de parte del Señor”.

Además, señaló que “al celebrar el domingo del Buen Pastor, la Iglesia entera reza especialmente por las vocaciones sacerdotales y religiosas de los consagrados porque nos hace falta un buen pastor que da la vida por cada uno de nosotros”. “En nuestra diócesis de Venado Tuerto en este momento tenemos nueve seminaristas que se están preparando para ser pastores de nuestra iglesia”, precisó monseñor Moon, que explicó que “no es que el Señor no llama a los jóvenes para la vida consagrada o para la vida sacerdotal, sino que el tema es que si los jóvenes están medios sordos, aunque el Señor los llama no escuchan y no disciernen”. 

Reconoció en ese sentido que “no es solamente un problema de los jóvenes, sino que es un tema importantísimo para toda nuestra Iglesia” y recordó que “todos nosotros podemos colaborar para que haya más vocaciones sacerdotales y consagrados”.

Finalmente, pidió encomendarse a la Virgen de Luján para que suscite muchas vocaciones sacerdotales y de los consagrados que reflejen a Jesús, el Buen Pastor: lo necesitamos”.+