Lunes 18 de octubre de 2021

Mons. Miñarro: "Iglesia de Merlo-Moreno, ahí tienes a tu Madre"

  • 11 de noviembre, 2020
  • Moreno (Buenos Aires) (AICA)
Como cada año, la diócesis de Merlo-Moreno realizó su peregrinación a Luján. En esta oportunidad, se llevó a cabo de manera virtual y la misa fue transmitida por las redes sociales.
Doná a AICA.org

El obispo auxiliar de Merlo-Moreno, monseñor Oscar Miñarro, presidió el 8 de noviembre en la basílica y santuario de Nuestra Señora de Luján, la misa en ocasión de la Peregrinación Diocesana a Luján, que en esta oportunidad fue compartida con los fieles a través de las redes sociales.

La Eucaristía estuvo concelebrada por el obispo de Merlo-Moreno, monseñor Fernando Carlos Maletti, el vicario general, presbítero Fabián Sáenz, los decanos y sacerdotes de la diócesis. El rector de la basílica, presbítero Daniel Blanchoud, dio la bienvenida a los pastores de la diócesis vecina y a quienes siguieron la celebración desde sus hogares.

En su homilía, monseñor Miñarro expresó: “Cada año venimos a la casa de nuestra mamá. Cada peregrino que viene a esta casa, trae en su corazón una historia, una familia, una preocupación, una angustia, una alegría para agradecer”.

“Y en el encuentro con los ojos de Nuestra Madre, dejan en su corazón lo que se trae. Nosotros traemos la vida de nuestra querida diócesis de Merlo-Moreno, con toda la vida que vibra, late, sufre, sueña.  También por cada calle, por cada barrio, por cada comunidad de nuestra diócesis, traemos rostros concretos, historias concretas, familias, niños, jóvenes, ancianos”.

“A los poquitos que vinimos los invito a que sea una mañana de mucha oración, poniendo nuestros ojos en los ojos de la Virgen, para que ella con su ternura infinita nos mire, nos sonría y nos siga sosteniendo”, animó. “Los poquitos que venimos traemos los dolores, las alegrías, las esperanzas, las luchas de tantos hermanos y hermanas de la diócesis”, afirmó.

Al referirse al Evangelio, señaló: “La Palabra que hoy compartimos nos confirma del amor que Jesús nos tiene al hacernos el regalo tan grande de Su Madre como Madre Nuestra: “Ahí tienes a tu Madre’. La Virgen reunida con los apóstoles, con las mujeres que seguían a Jesús, con su familia, en la lectura de los Hechos de los Apóstoles, nos muestra que fue así”.

“Enseguida ella se hizo Madre de la Iglesia naciente para cuidarla, acompañarla y rezar con ella y por ella. Y hoy Jesús nos dice: ‘Iglesia de Merlo-Moreno, ahí tienes a tu Madre’”.+