Domingo 27 de noviembre de 2022

Mons. Mestre: "El poder del Reino de Dios pasa por la salvación gratuita"

  • 24 de noviembre, 2022
  • Mar del Plata (Buenos Aires) (AICA)
El obispo de Mar del Plata reflexionó sobre el domingo de la solemnidad de Cristo Rey y pidió entender el Reino de Dios desde una "entrega, servicio y generosidad gratuita".
Doná a AICA.org

El obispo de Mar del Plata, monseñor Gabriel Antonio Mestre, ofreció los tres puntitos para reflexionar sobre las lecturas compartidas durante el domingo 20 de noviembre, solemnidad de Cristo Rey.

Primera forma de entender el Reino: los jefes, los soldados y uno de los malhechores
Como primer punto, recordó la escena de Jesús crucificado, en donde diversos personajes que desfilaban delante del Señor en la cruz entendían el Reino de Dios “solamente según las categorías de este mundo, marcado fundamentalmente por el poder humano y el dominio impuesto por la fuerza. Por eso le exigen a Jesús que haga uso de su poder y que baje de la cruz”. 

En ese sentido, el prelado continuó que “a esta perspectiva parcial de estos primeros actores podríamos agregar el reino entendido solo como esplendor, lujo y suntuosidad como aparece incluso en la actualidad en algunas publicaciones faranduleras”. “Los discípulos del Reino hoy y siempre podemos vernos tentados y caer en la vivencia del Reino en clave de negativa mundanidad como tantas veces insiste el papa Francisco”, dijo monseñor Mestre.

Frente a esas interpretaciones, el prelado invitó a reflexionar sobre si “tengo la tentación de captar el Reino de Dios de forma distorsionada como este primer modelo” o como creyente, “en qué situaciones puedo caer en la mundanidad”.

Segunda forma de entender el Reino: el buen ladrón
El obispo de Mar del Plata recordó al malhechor que entendió bien el Reino de Jesús y por eso “nos regala una suerte de segundo formato para entenderlo”. “Este captó con claridad que el Reino de Jesús no pasa por la mundanidad que mencionamos en el punto anterior, sino que su Reino es perdón, misericordia y vida nueva para todas las personas. El poder del Reino de Dios pasa por la salvación gratuita”. 

En esa línea, explayó que “la paradoja del Reino de Dios es que rescata y da vida nueva desde el lugar más vulnerable que nos podríamos imaginar: la Cruz. Sí, el Rey del Universo es Jesús, el hombre-Dios que muere crucificado para salvar a la humanidad”.

Reinar con y como Jesús en clave de servicio
Como último punto de su reflexión, monseñor Mestre recordó que Jesús “reina en nosotros si le abrimos sinceramente nuestro corazón. Si el Señor reina con nosotros, nosotros debemos reinar como Él”. “Celebrar a Jesucristo Rey del universo implica sentirnos llamados a reinar con él y por eso, por la fuerza de su gracia que actúa en nuestro corazón, también reinar como él”. 

Además, continuó, “Jesús enseña con su propia vida que su Reino es entrega generosa y gratuita, nos recuerda que el poder es servicio y no tráfico de influencias, opresión y manipulación negativa de las personas. Debemos entonces confrontar estas categorías de Reino con nuestro obrar cotidiano”. 

Finalmente, pidió que “en el mayor o menor poder que tengamos que ejercitar, preguntarnos cómo lo hacemos. El Señor reina con nosotros y nos da las fuerzas para reinar como él: entrega, servicio y generosidad gratuita”.+