Viernes 24 de mayo de 2024

Mons. Larregain: 'Caminar juntos hacia un horizonte de esperanza, dignidad y prosperidad'

  • 26 de mayo, 2023
  • Corrientes (AICA)
El obispo auxiliar de Corrientes presidió el tedeum por el 25 de mayo y pidió "trabajar por las personas que habitan nuestro suelo, especialmente los más pobres y débiles".
Doná a AICA.org

El obispo auxiliar de Corrientes, monseñor José Adolfo Larregain OFM, presidió el tradicional tedeum del 25 de Mayo en la iglesia La Merced de la ciudad capital, del que participaron el gobernador, Gustavo Valdés, autoridades provinciales, municipales y de las diferentes fuerzas de seguridad.

En la homilía, el prelado expresó: “Celebramos un nuevo aniversario de la gesta del 25 de mayo de 1810, día memorable para dar gracias a Dios y rezar por nuestra Patria, autoridades y habitantes que pisamos este bendito suelo”. 

“La realidad por la que pasa nuestra patria nos desafía e interpela, es necesario hacer los máximos esfuerzos para lograr acuerdos políticos y sociales, favorecer el dialogo y las coincidencias multipartidarias que sirvan de base para responder a la demanda de la ciudadanía, priorizando la necesidad de trabajar en favor de los más pobres, reconstruir la confianza, fortalecer la democracia, implementar políticas de desarrollo, intensificar la lucha contra el narcotráfico y el cuidado de la casa común”, dijo.

Monseñor Larregain instó a que “seamos uno ante la necesidad imperiosa de trabajar por las personas que habitan nuestro suelo, especialmente los más pobres y débiles, cuidando la vida en todas sus etapas; en la primacía del bien común por sobre los intereses sectoriales; en la generación de trabajo digno y genuino que garantice el acceso al sistema de seguridad social; cuidar la casa común con sus bienes naturales”. “Es un deseo que tiene todo el pueblo argentino, que ve más allá de grietas y partidos, anhelando la cultura del encuentro, el dialogo, la justicia y la paz”, agregó.

El obispo auxiliar de Corrientes recordó que “estamos en un año electoral y en el marco de los 40 años de la recuperación de la democracia: cuánto para darle gracias a Dios y también preguntarnos qué paso, qué hemos hecho. No perdamos la oportunidad que nos da el hoy para construir una patria pujante y fraterna. Es ‘la hora’ de caminar juntos hacia un proyecto estratégico de desarrollo que nos abra un horizonte de esperanza, dignidad, prosperidad”. 

Finalmente, señaló: “Somos un pueblo creyente y portadores de un mensaje de esperanza, desde ese lugar vemos nuestra historia y sucesos que la han marcado. Dios, que nos ha dado la vida y nos ama tanto, -como hemos escuchado en el Evangelio-, nos dará la fuerza necesaria, el coraje y la osadía para enfrentar los desafíos de estos tiempos difíciles y apasionantes que nos toca vivir.  Que la tierna Madre de Itati interceda bendiciendo nuestro pueblo”.+

» Texto completo de la homilía