Sábado 13 de abril de 2024

Mons. Conejero instó a "poner las manos a la obra" en el programa de la no violencia

  • 12 de enero, 2017
  • Formosa (AICA)
"Manos a la obra ante este desafío y programa de vida de la no violencia activa para la construcción de la paz; de esta manera, a la vez, elegimos y optamos por una historia y una sociedad solidaria, basada en la verdad y en la justicia, en el respeto a las diferencias, instaurando juntos la fraternidad universal", pidió el obispo de Formosa, monseñor José Vicente Conejero Gallego, en su editorial en el periódico diocesano Peregrinamos.
Doná a AICA.org
El obispo de Formosa, monseñor José Vicente Conejero Gallego, destacó que el papa Francisco, en su mensaje para la Jornada Mundial de la Paz invita a "la no violencia como estilo de vida; cada uno, según el lugar que ocupe en la comunidad religiosa o en la sociedad civil es responsable de esta tarea, como un programa de vida".

"El Papa, después de reconocer y describir la realidad de un mundo fragmentado y violento en el que nos encontramos, que provoca un enorme sufrimiento, nos exhorta vehementemente a la no-violencia activa y creativa como camino para la paz", precisó, y agregó: "Nos propone la Buena Noticia del ejemplo y la enseñanza de Jesús, quien adoptó hasta el final un estilo de vida de amor y de perdón para construir la paz y erradicar el odio y la enemistad entre los hombres; por eso, Él mismo es nuestra paz".

El prelado afirmó que "la Iglesia Católica, sin que sea patrimonio exclusivo de ella el compromiso en favor de las víctimas de la injusticia y de la violencia, está llamada a proclamar con fuerza y a esforzarse por vivir y testimoniar la no violencia activa para la construcción de la paz".

Asimismo, recordó que "Jesús llama bienaventurados a los que tienen alma de pobres, a los pacientes, a los afligidos, a los que tienen hambre y sed de justicia, a los misericordiosos, a los de corazón puro, a los que trabajan por la paz y a los que son perseguidos por practicar la justicia".

"Manos a la obra, por tanto, ante este desafío y programa de vida de la no violencia activa para la construcción de la paz; de esta manera, a la vez, elegimos y optamos por una historia y una sociedad solidaria, basada en la verdad y en la justicia, en el respeto a las diferencias, instaurando juntos la fraternidad universal", subrayó.

Por último, monseñor Conejero Gallego señaló que este 2017 en la diócesis "estará marcado por una clara y decidida opción preferencial por los jóvenes, de ahí el lema pastoral que nos acompañará a lo largo del año: ´Jesucristo, el Amigo eternamente joven".+