Miércoles 28 de septiembre de 2022

Mons. Buenanueva y una invitación de Navidad: "¡Vayamos juntos a Belén"

  • 23 de diciembre, 2021
  • San Francisco (Córdoba) (AICA)
El obispo de San Francisco animó a hacerlo "juntos, como familia, como Iglesia" y sugirió: "Simplemente miremos, contemplemos y dejémonos conquistar el corazón por lo que ha hecho nuestro buen Dios".
Doná a AICA.org

El obispo de San Francisco, monseñor Sergio Osvaldo Buenanueva, difundió un mensaje de Navidad en el que invita a la comunidad a hacer como los pastores del pasaje Evangelio y ponerse en camino: “Vayamos a Belén. Pero caminemos juntos, como familia, como Iglesia”.

Ante la pregunta sobre qué se encontrará allí, el prelado respondió: “Simplemente miremos, contemplemos y dejémonos conquistar el corazón por lo que ha hecho nuestro buen Dios. Y que la esperanza renazca en nuestros corazones. Que se reavive ese fuego sagrado que el Espíritu Santo ha encendido en nosotros con el bautismo y la confirmación”. 

“Cuando nos saludamos, deseándonos una feliz Navidad, estamos precisamente comunicándonos la esperanza que surge de sabernos alcanzados por el amor de Dios, manifestado en la ternura del Niño recostado en el pesebre”, subrayó.

Monseñor Buenanueva invitó a “acudir a Belén como los pastores: con la sencillez de corazón de los niños y de los grandes orantes. Y que se vuelva adoración” y propuso: “Quedémonos en silencio adorando a nuestro Dios hecho Niño”. 

El obispo explicó que para el saludo y mensaje de esta Navidad 2021 eligió “La adoración de los pastores” de El Greco, y precisó: “Es la última obra de este genial artista. Nos puede ayudar en este ejercicio de amor esperanzado que contempla”.

“También nosotros, como los pastores, estamos descalzos ante el Dios de la ternura que nos sorprende haciéndose así cercano. Se pone en nuestras manos con desarmante vulnerabilidad. Y, de ese Niño, brota la luz que alcanza a María y a cada uno de los pastores. También a nosotros.

“Es una luz compartida, que así se recibe y que solo así se puede difundir. La esperanza no se lleva bien con el encierro egoísta. Rompe la soledad, abre el corazón y nos hace mirar lejos. Nos une en comunión. Imitemos a los pastores que salieron de Belén contando a todos lo que habían visto y oído. ¡Feliz Navidad 2021! ¡Sigamos caminando juntos!”, concluyó.+