Viernes 28 de enero de 2022

Misa en Luján por los 100 años de la llegada de Don Orione a la Argentina

  • 29 de noviembre, 2021
  • Luján (Buenos Aires) (AICA)
Mons. Adolfo Uriona FDP señaló que Don Orione llama hoy a la familia orionita a encarnar una Iglesia en salida, profética, comprometida y sinodal. Superiores generales de las congregaciones, presentes
Doná a AICA.org

La familia orionita celebró el pasado 21 de noviembre los 100 años de la llegada de San Luis Orione a la Argentina con una misa en la basílica de Nuestra Señora de Luján, santuario mariano nacional que el santo visitó en varias oportunidades.

La Eucaristía fue presidida por el obispo de Villa de la Concepción del Río Cuarto, monseñor Adolfo Uriona FDP, y contó con la presencia de los superiores generales de las congregaciones religiosas orionitas, Madre María Mabel Spagnuolo PHMC y padre Tarcisio Viera FDP, quienes llegaron de Roma especialmente para la ocasión, y numerosos representantes de las comunidades del país.

Durante la homilía, monseñor Uriona caracterizó al santo como un hombre de discernimiento, siempre dócil al Espíritu Santo, lo cual le permitió transitar todos los obstáculos en su camino como fundador, en el que siempre se sintió acompañado por María.

"La presencia de la Virgen María ocupó un rol protagónico en la vida de nuestro Padre, acompañándolo siempre desde aquel profético sueño del manto azul cuando teníamos apenas 20 años", subrayó.

El prelado abrió luego una mirada actual sobre este carisma, al señar que "desde la impronta papal de su carisma, San Luis Orione hoy nos impulsaría con vehemencia a adherirnos a la orientación que está dando el Papa Francisco a la Iglesia y haciéndolo concreto en nuestro obrar".

Asimismo, aseguró que Don Orione llama hoy a esta comunidad a encarnar una Iglesia en salida, profética, comprometida y sinodal.

En este sentido, monseñor Uriona subrayó las palabras del santo: “¿Son tiempos nuevos? Fuera temores, y vacilaciones: marchemos a la conquista de los tiempos con ardiente e intenso espíritu de apostolado, y de sana e inteligente modernidad. Lancémonos a nuevas formas, a los nuevos métodos de acción religiosa y social, bajo la guía de los obispos, firmes en la fe, pero con amplitud de criterios y de espíritu”.

Al finalizar la celebración, un representante de cada rama de la familia orionita saludó a los presentes y firmó el libro histórico de la basílica de Luján.

Más información en www.donorione.org.ar.+

» Texto completo de la homilía