Miércoles 5 de octubre de 2022

Los obispos repitieron el gesto de Jesús lavando los pies

  • 28 de marzo, 2016
  • Buenos Aires (AICA)
En el marco de la Semana Santa, durante la Misa de la Cena del Señor, el Jueves Santo, los obispos argentinos recordaron la lección de humildad que dio Jesucristo a los apóstoles durante la Última Cena, repitiendo el rito del lavatorio de los pies. Este año el papa Francisco introdujo una modificación en la liturgia de este rito estableciendo que las personas elegidas para que sus pies sean lavados pertenezcan a todo el Pueblo de Dios y no sean solamente hombres para que exprese plenamente el significado del gesto efectuado por Jesús en el Cenáculo, su entregarse ´hasta el final´ por la salvación del mundo, su caridad sin límites".
Doná a AICA.org
En el marco de la Semana Santa, durante la Misa de la Cena del Señor, el Jueves Santo, los obispos argentinos recordaron la lección de humildad que dio Jesucristo a los apóstoles durante la Última Cena, repitiendo el rito del lavatorio de los pies.

Este año el papa Francisco introdujo una modificación en la liturgia de este rito estableciendo que las personas elegidas para que sus pies sean lavados pertenezcan a todo el Pueblo de Dios y no sean solamente hombres para que exprese plenamente el significado del gesto efectuado por Jesús en el Cenáculo, su entregarse ´hasta el final´ por la salvación del mundo, su caridad sin límites".

Al cumplir ese rito, los obispos y sacerdotes están invitados a conformarse profundamente a Cristo que "no vino para ser servido, sino para servir" y empujado por un amor "hasta el final", a dar su vida por la salvación de todo el género humano.

Tucumán: Mons. Zecca lavó los pies a 12 jóvenes en recuperación de adicciones
El arzobispo de Tucumán, monseñor Alfredo Zecca, presidió, en la catedral de Tucumán, la misa de la Cena del Señor en la que lavó los pies a algunos jóvenes que están viviendo un proceso de recuperación de adicciones en la Fazzenda de la Esperanza Nuestra Señora de la Merced Redentora de Cautivos, que funciona en la ciudad de Tucumán.

En su homilía se refirió a la última Cena de Jesús con sus apóstoles como la Cena Pascual en la que se anticipó de manera ceremonial, cultual, el verdadero sacrificio que Jesús iba a ofrecer al día siguiente entregando su propia vida. De modo que la atmósfera es celebrativa pero con la sombra de la pasión detrás.

Además es la institución, en un sentido más elocuente, del gran mandato del servicio, de la caridad, que se hace expresivo a través del gesto del lavatorio de los pies, donde Jesús se presenta como aquel que, siendo Señor, sin embargo se hace servidor de todos, dando con eso, a sus discípulos, ejemplo de que el ejercicio propio de la autoridad apostólica, a la cual Jesús los envía, tiene que transformarse en un servicio activo a la comunidad.

[img]http://www.aica.org/subidas/1663.jpg[/img]

San Isidro. Mons. Ojea lavó los pies a 12 presos
Los presos que cumplen una condena en la Unidad 48 del Complejo Penitenciario de San Martín, compartieron la celebración del Jueves Santo con el obispo diocesano de San Isidro, monseñor Oscar Vicente Ojea, y los presbíteros Jorge Ignacio García Cuerva y Juan Ignacio Pandolfini.

El obispo invitó a los jóvenes privados de la libertad que se encontraban presentes en la misa que estaba celebrando, a representar a esos apóstoles y procedió así a realizar el lavatorio de pies. Monseñor Ojea expresó que "Jesús les quiere decir que él los quiere más allá de todos sus pecados, de todas sus heridas y de todas sus debilidades, como si Jesús le dijera a cada uno: Yo te quiero como sos, más allá de lo que hagas; yo te quiero mucho más allá de lo que vos pensás; te quiero antes de lo que hacés; te quiero desde siempre. Yo no me borro, yo estoy al lado tuyo". "Desde nuestra mirada misericordiosa ?subrayó Mons. Ojea- sentimos más que nunca la presencia de Jesús en nuestros hermanos en este contexto de encierro y visitamos al Jesús crucificado en cada uno de ellos dentro de la cárcel".

[img]http://www.aica.org/subidas/1664.jpg[/img]

Mar del Plata: Mons. Marino lavó los pies de 12 bebés
Monseñor Antonio Marino, obispo de Mar del Plata, presidió la celebración de la Cena del Señor en la Iglesia Catedral, y este año, realizó un significativo y profundo gesto: lavó los pies de doce bebés, venidos desde distintos barrios y muchos de la periferia marplatense.

En este Año de la Misericordia, el obispo de Mar del Plata pidió, "que las palabras del Señor nos interpelen y nos muevan a consecuencias prácticas". ""El amor fraterno no es un sentimiento vago, sino gesto concreto, actitud sostenida en el tiempo y compromiso de vida. Cada parroquia y cada diócesis se esmera, a través de una red de caridad, en dar cumplimiento al mandato del Señor, creando canales de participación para socorrer a los hermanos necesitados, y si nos lo proponemos terminamos hallando nuestro modo de colaborar"".

Luego de la homilía, monseñor Marino se dispuso a lavar los pies de los doce bebés que fueron sostenidos por sus mamás visiblemente emocionadas por tan significativo gesto. Fue un claro mensaje de defensa y cuidado de la vida más débil representada por estos bebés muchos de los cuales no alcanzaban el año de vida.

[img]http://www.aica.org/subidas/1662.jpg[/img]

Lomas de Zamora. Lavatorio de los pies en la cárcel
En la Unidad Nº 40 de Lomas de Zamora, el obispo diocesano, monseñor Jorge Lugones (SJ), lavó los pies a 12 encarcelados (hombres y mujeres) en el marco de la Misa de la Cena del Señor.

Con la celebración eucarística, además, quedó consagrado el altar de la capilla Nuestra Señora de la Merced, que se erigió en el interior del Penal provincial.

Participaron de la celebración las máximas autoridades de la unidad carcelaria y de otras unidades de la región; el Director de Culto del Municipio de Lomas de Zamora, Daniel Centeno; los diáconos permanentes Jorge Maloberti y Roberto Bassetto; la señora Patricia Alonso y el señor Miguel Gómez, coordinadores de la pastoral carcelaria de la diócesis y del nivel nacional y regional, respectivamente; laicas consagradas de la parroquia vecina Beata Laura Vicuña, y catequistas que todas las semanas brindan su servicio en la cárcel.

Mons. Bochatey lavó los pies a internos del penal de Olmos
El obispo auxiliar de La Plata, Mons. Alberto Bochatey, visitó a los internos de la Unidad 1, de Lisandro Olmos, y realizó el gesto del lavado de los pies. Estuvo acompañado por el capellán del penal, padre Carlos Malter. El prelado señaló que "Jesús realiza un acto que, en su época, era propio del esclavo, que se abaja a los pies del amo". Y exhortó "a tener presente, especialmente en este 2016, el gesto de Jesús, ya que estamos en el Año Jubilar de la Misericordia". Les pidió, igualmente, a los internos que "sigan a Jesús, Camino Verdad y Vida. Vivan en la verdad del amor de Cristo; y esa verdad les dará la libertad interior". Terminó diciendo que "este signo debe comunicarles la frescura de la gracia".+

[img]http://www.aica.org/subidas/1665.jpg[/img]