Viernes 3 de diciembre de 2021

Liberan al obispo secuestrado en Nigeria

  • 2 de enero, 2021
  • Abuja (Nigeria) (AICA)
El obispo auxiliar de Owerri (sureste de Nigeria), monseñor Moses Chikwe y el conductor de su auto, secuestrados el 27 de diciembre fueron liberados ayer, confirmó la arquidiócesis de Owerri.
Doná a AICA.org

El arzobispo de Owerri, en el estado de Imo (Nigeria), monseñor Anthony Obinna, confirmó en un comunicado que el obispo auxiliar, monseñor Moses Chikwe y el conductor de su auto, secuestrados el 27 de diciembre fueron liberados ayer.

“Con gratitud a Dios, por la presente informo a todos los fieles de Cristo y al pueblo de Goodwillevery que a eso de las 22 (hora de Nigeria) del primer día de enero de 2021, el obispo Moses Chikwe y el señor Ndubuisi Robert, su chofer, que fueran secuestrados (ver noticia) en la noche del domingo 27 de diciembre de 2020, fueron finalmente liberados”, se lee en el comunicado.

Monseñor Obinna, informó que unos 45 minutos después que fuera liberado pudo visitar y ver a su obispo auxiliar en su residencia y que lo encontró “muy debilitado a causa de la traumática experiencia vivida”.

Monseñor Obinna informó además que el conductor del coche, el señor Ndubuisi, debió ser trasladado inmediatamente al hospital para ser curado debido a una herida de corte provocada por los secuestradores.

Monseñor Obinna agradece al gobierno de los estados de Imo y de Alambra que combinaron sus esfuerzos para lograr la liberación.

El prelado agradece el trabajo conjunto de las fuerzas de seguridad de los Estados de Imo y Anambra, que lograron la liberación a altas horas de la noche del obispo auxililar de Chikwe. 

Asimismo, tuvo palabras de gratitud para con el Santo Padre, quien ayer, tras la oración mariana del Ángelus, invitó a los fieles a rezar por la liberación de los secuestrados.

El papa Francisco había pedido rezar al Señor para “que todos los que son víctimas de tales actos, en Nigeria, puedan regresar ilesos y en libertad y que ese querido país pueda recuperar la seguridad, la concordia y la paz”.

La gratitud del arzobispo se dirige también al nuncio apostólico en Nigeria, monseñor Antonio Filipazzi, por su continuo contacto con él y con las autoridades del Vaticano durante estos dolorosos acontecimientos, y a todos los cardenales, obispos católicos, sacerdotes, religiosos y laicos de Nigeria y del mundo, “por sus fervientes oraciones y súplicas”. 

“Gratitud también a los otros cristianos y personas de buena voluntad “por su solidaridad espiritual y humana durante este doloroso período”. +