Viernes 9 de diciembre de 2022

La pastoral del turismo pasa al Dicasterio para la Evangelización

  • 1 de octubre, 2022
  • Ciudad del Vaticano (AICA)
En un rescrito del Papa, publicado este sábado 1 de octubre, la competencia fue transferida a la "Sección para las cuestiones fundamentales de la evangelización en el mundo".
Doná a AICA.org

El Santo Padre decidió trasladar la responsabilidad de la atención pastoral de los fieles que emprenden viajes por motivos de piedad, de estudio o entretenimiento, al Dicasterio para la Evangelización, dice un rescripto, publicado hoy por la Oficina de Prensa de la Santa Sede.

Según consta en el documento -en vigor desde hoy 1 de octubre de 2022- el pontífice "decidió trasladar la competencia para la atención pastoral de los fieles que emprenden viajes por motivos de piedad, de estudio o de ocio del mismo Dicasterio a la Sección para las cuestiones fundamentales de la evangelización en el mundo del Dicasterio para la Evangelización".

El rescripto recuerda que la constitución apostólica Pastor Bonus de Juan Pablo II, del 28 de junio de 1988, "inspirada en el magisterio del Concilio Vaticano II", había atribuido al Consejo Pontificio para la Pastoral de los Migrantes e Itinerantes "la competencia de tanto la atención pastoral de los exiliados, migrantes, nómadas, circenses, marinos y trabajadores del transporte aéreo, como la asistencia espiritual de los viajeros”.

El papa Francisco con Humanam progresionem, el motu proprio publicado el 17 de agosto de 2016, había instituido entonces el Dicasterio para el Servicio del Desarrollo Humano Integral, que agrupaba a cuatro Consejos Pontificios: Justicia y Paz, Trabajadores de la Salud, Cor Unum y, precisamente, Migrantes e Itinerantes. En consecuencia, las competencias del citado Pontificio Consejo fueron transferidas al recién nacido Dicasterio. 

Otra vez Francisco con un nuevo motu proprio, Sanctuarium in Ecclesia, del 11 de febrero de 2017, había procedido a transmitir al Consejo Pontificio para la Promoción de la Nueva Evangelización algunas competencias del Consejo Pontificio para los Migrantes e Itinerantes, o las mencionadas en el punto 151 del Bono Pastor.

Finalmente, el Praedicate evangelium, la nueva constitución apostólica en vigor desde el pasado 5 de junio con la que el papa Francisco reformó la Curia romana, derogando el Bonus Pastor, pedía -dice en el Rescripto de hoy- "una redistribución de las citadas competencias". Luego la transición al Dicasterio para la Evangelización.+