Domingo 29 de enero de 2023

La parroquia Inmaculada Concepción de Tigre celebrará el jubileo por sus 250 años

  • 25 de octubre, 2022
  • Tigre (Buenos Aires) (AICA)
La preparación para el jubileo comenzará el 28 de marzo de 2023 con una misa presidida por Mons. Oscar Ojea y el Año Jubilar comenzará el 28 de marzo de 2024, cuando se podrán obtener indulgencias.
Doná a AICA.org

El presbítero José Luis Cote Quijano, párroco de la Inmaculada Concepción anunció que esa comunidad comenzó a preparar el Año Santo Jubilar por los 250 años de ese templo de la ciudad bonaerense de Tigre (Avenida Liniers 1560), con el lema “Lo que llena el corazón, eleva el espíritu y hacia cosas grandes”.

La preparación para el jubileo comenzará el 28 de marzo de 2023 con una misa de apertura en el templo parroquial presidida por monseñor Oscar Vicente Ojea, obispo de San Isidro y presidente de la Conferencia Episcopal Argentina.

Los festejos continuarán hasta el 28 de marzo de 2024, cuando se llevará a cabo el inicio del Año Jubilar, donde los feligreses recibirán las indulgencias plenarias propias de este tiempo. 

La historia de una comunidad de fieles
El padre Quijano hizo una reseña de la historia de esta parroquia fundada en 1774, “alrededor de una comunidad de fieles vecinos, que desde 1760 oraban en una precaria capilla de adobe, levantada donde hoy se erige el templo parroquial”. 

Esta parroquia fue el sueño de los primeros pobladores que llegaron al Río de la Plata con Garay, que rezaban y celebraban la fe ordinariamente. Sudestadas y mareas propias de esta región, no lograron desalentar su deseo de tener un templo propio; celebrando el santo sacrificio de la misa bajo la vela de un barco de los que fondeaban en el río principal.

Encolumnados detrás del Sargento de la Guardia de las Conchas, en el año 1759, pidieron al Gobernador y Capitán general, la posibilidad de erigir una capilla, que pudiera ser parroquia, ya que solo podían asistir al santo sacrificio de la misa en la capilla San Isidro, que distaba a dos leguas, y que por lo anegado del terreno, muchas veces se quedaban sin oírla, privados de este pasto espiritual, especialmente los días festivos.

En síntesis, justo es reconocer al gobernador Bruno Mauricio de Zavala y al Cabildo Eclesiástico la decisión de erigir en la comarca bonaerense en el año 1770 un templo parroquial en el Puerto de las Conchas (Tigre), que en 1774 abrió sus puertas finalmente con el nombre de Inmaculada Concepción del puerto de Santa María de las Conchas.

Son hasta hoy 60 párrocos, los que con su apostolado incidieron en el progreso y desarrollo del partido de Tigre en su zona de influencia, incluyendo el Delta y la vecina San Fernando, desde sus remotos orígenes en el siglo XVI. Lo hicieron codo a codo con el pueblo, los devotos vecinos, los grandes benefactores y las autoridades.

Hoy, contingentes de fieles y también turistas llegan hasta la iglesia, atraídos por ser un templo de fe, por su historia, su valor arquitectónico y su imaginería, conscientes la mayoría, de la significación que este sitio tan egregio ha influenciado, no solamente en la historia local, sino también en la provincial y nacional (lugar donde el capitán de fragata Santiago de Liniers, partió a pie junto a los primeros fieles que lo acompañaron hacia la ciudad de Buenos Aires para reconquistar, no solo su bastión territorial, sino el estandarte de la fe católica, dejando en este templo enterradas a su esposa e hija, fallecidas tras una peste luego del desembarco)

Más información en www.parroquiainmaculadadetigre.com.ar .+