Martes 29 de noviembre de 2022

La Iglesia polaca brinda apoyo a los refugiados de Ucrania

  • 24 de febrero, 2022
  • Varsovia (Polonia) (AICA)
El presidente del episcopado polaco llamó a sus compatriotas para con "el corazón abierto y hospitalario recibir a los refugiados de Ucrania que querrán encontrar refugio en Polonia
Doná a AICA.org

“Continuando con nuestra oración por la paz, hago un llamamiento a mis compatriotas por corazones abiertos y hospitalarios para los refugiados de Ucrania que querrán encontrar refugio en Polonia huyendo de la guerra, escribió el arzobispo Stanislaw Gadecki, presidente de la Conferencia Episcopal Polaca, en un llamamiento por los refugiados de Ucrania.

Ante los informes de una mayor escalada de las tensiones en Ucrania, el presidente del episcopado polaco enfatizó que “toda persona tiene derecho a vivir en paz y seguridad. Toda persona tiene derecho a buscar para sí y para sus más cercanos condiciones que le aseguren una vida segura”.

Monseñor Gadecki recordó que en los últimos años Polonia abrió sus puertas a los recién llegados de Ucrania “que viven entre nosotros, trabajan con nosotros, rezan en las iglesias polacas y estudian en las escuelas polacas”.

El arzobispo pidió que la hospitalidad hacia los refugiados encuentre una expresión concreta en el apoyo a nuestras organizaciones de caridad: Cáritas Polonia, Cáritas diocesana y parroquial y otras asociaciones. Agregó que Cáritas preparó un programa de apoyo adicional para refugiados de Ucrania en caso de una mayor escalada de tensiones y operaciones militares. 

“Oremos por la paz en Ucrania para que los que se ven tentados a destruir a otro ser humano en nombre de sus propios intereses entren en razón”, dijo por su parte el portavoz de la Conferencia Episcopal Polaca, padre Leszek Gesiak SJ y aseguró que en caso de llegada de una ola de refugiados de Ucrania, la Iglesia en Polonia apoyará a los necesitados a través de todas sus estructuras.

En el contexto de la Cuaresma, que comienza el próximo miércoles, el portavoz de la Conferencia Episcopal Polaca animó a que este tiempo también esté marcado por la oración y el ayuno por la paz en Ucrania. “Unámonos a esta oración común, a esta petición común de que la amenaza de guerra no se extienda aún más, y que todos los que se sientan tentados a destruir a otro ser humano en nombre de sus propios intereses, entren en razón; para que Europa no vuelva a verse sumida en un conflicto tan dramático, cuyo fruto sólo puede ser muerte y destrucción. Pidámoslo a Dios, oremos por esta intención”.+