Martes 27 de febrero de 2024

La Iglesia de Catamarca tiene un nuevo sacerdote

  • 31 de octubre, 2023
  • San Fernando del Valle de Catamarca (AICA)
La ceremonia de ordenación tuvo lugar el 27 de octubre en la catedral basílica y santuario de la Virgen del Valle, y fue presidida por el obispo diocesano, monseñor Luis Urbanc.
Doná a AICA.org

La comunidad diocesana de Catamarca vivió con júbilo y gratitud la ordenación sacerdotal, el viernes 27 de octubre, de Ramón Leandro Roldán, joven profesor de música, quien supo desempeñarse en la Banda de Música de la Policía de la provincia.

La celebración litúrgica, que tuvo lugar en la catedral basílica y santuario de la Virgen del Valle, fue presidida por el obispo diocesano, monseñor Luis Urbanc, y concelebrada por el vicario general, padre Julio Murúa; el rector del santuario, padre Gustavo Flores; el responsable de la pastoral vocacional, padre Diego Manzaraz; el padre Gerardo Dieguez, director espiritual del Seminario Mayor Nuestra Señora de la Merced y San José de la arquidiócesis de Tucumán; y numerosos presbíteros de la capital y el interior catamarqueño. Participaron además seminaristas de Tucumán, Orán, Concepción y Santiago del Estero, en su mayoría compañeros de formación del flamante presbítero.

Acompañaron a Ramón sus padres y hermanos, amigos, y fieles venidos de distintas comunidades parroquiales, especialmente de la de Santa Rosa de Lima de la capital provincial, su parroquia de origen, y de la de Santa Rosa de Lima con sede en Bañado de Ovanta, donde viene realizando su tarea pastoral, como también de las parroquias San José, de El Colmenar, y del Inmaculado Corazón de María, de Tucumán.

Participaron también de la misa el secretario de Seguridad provincial, Dr. Martín Miranda; el Jefe y el Subjefe de Policía de la provincia, comisario general Marcelo Ulises Córdoba y comisario general Víctor Hugo Sánchez, respectivamente; el Inspector General de Policía, comisario general Marcos Manuel Herrera; así como otros integrantes de la plana mayor policial, oficiales superiores, jefes y subalternos.

En el inicio de la ceremonia, se dio lectura al decreto correspondiente, y se realizó la presentación del candidato al obispo diocesano, con el interrogatorio al ordenando y su aceptación a conformar el clero diocesano.

En su homilía, monseñor Urbanc expresó su gratitud a Leandro y su familia, a la comunidad parroquial de Santa Rosa de Lima, particularmente al padre Santiago Sonzini, “quien fue un padre espiritual para Leandro”. Luego invitó a todos “a que sigan pidiendo al Espíritu Santo el resurgir de vocaciones al servicio del Reino de Dios, en este mundo tan convulsionado y hambriento de la paternidad y misericordia divinas”.

Dirigiéndose a Leandro expresó: “El que te dijo: ‘¡Sígueme!’ es Jesús, el Buen Pastor, el que da su vida por las ovejas (Jn 10,11). Sólo en Él tienes al modelo que imitar. Siempre contempla su figura, su modo de actuar, sobre todo en su obediencia a la voluntad de su Padre. Los consejos evangélicos, de pobreza, castidad y obediencia encuentran en el Buen Pastor su fuente inspiradora, puesto que sin ellos no podría ser el pastor ejemplar”.

“Así como Jesús conoce a sus ovejas, tú debes conocerlas. Las ovejas no te pertenecen, son de Él. Tu hermosa y envidiable misión es hacer que ellas conozcan y amen a Jesús (Jn 10,14)”, afirmó, apuntando más adelante que “el Papa Francisco no se cansa de repetir que tenemos que ser una ‘Iglesia en salida’, porque ‘Jesús tiene otras ovejas que no son de este corral y que también las debe conducir para que oigan su voz y, así, todos formemos un solo rebaño, con un solo pastor’ (Jn 10,16)”.

“¡Que no te falte el celo misionero en el ejercicio del ministerio pastoral! No te conformes con solo mantener lo que ya se hizo, sino apela a la creatividad del Espíritu Santo, que tantas veces nos lleva por caminos impensados, pero necesarios para poder llegar a todos, ya que por todos Cristo derramó su sangre en el altar de la Cruz”, enfatizó.

Hacia el final, rogó “que la Virgen del Valle siga siendo tu Madre, inspiradora de una generosa entrega al servicio de los hermanos y consuelo en las pruebas”, y “procura inspirar en el santo cura Brochero tu ministerio sacerdotal, en cuanto a generosidad, creatividad, espiritualidad, amor a la Purísima y fidelidad”.

Siguiendo el rito de ordenación, Ramón prometió obediencia y respeto al obispo y a sus sucesores, y se postró en el piso en señal de humildad, mientras la asamblea cantaba las Letanías de los Santos. Luego se realizó la imposición de las manos del obispo y de todos los sacerdotes presentes.

Monseñor Urbanc ungió las manos del joven con el santo Crisma y luego fue revestido por sus padrinos sacerdotes con la estola y la casulla. Este momento fue sellado con el aplauso de todos los presentes y el emotivo saludo de sus familiares.

Tras recibir el cáliz y la patena, pasó a formar parte de los celebrantes en la mesa eucarística. Después de la comunión, el flamante sacerdote se consagró a la Madre del Valle y recibió la bendición del obispo.

Autoridades de Seguridad Catamarca le entregaron presentes al nuevo sacerdote, quien pasó en su momento por las filas de la Policía provincial. Al concluir la santa misa, recibió el afectuoso saludo de la gente.+

» Texto completo de la homilía