Sábado 13 de agosto de 2022

Francisco: "Sufro y lloro pensando en el sufrimiento de la población ucraniana"

  • 1 de mayo, 2022
  • Ciudad del Vaticano (AICA)
El Papa reiteró este domingo, durante el rezo del Regina Coeli, su pedido de corredores humanitarios en Ucrania y pidió a los católicos más compromiso.
Doná a AICA.org

El papa Francisco, después del rezo del Regina Coeli de este domingo 1 de mayo, pidió una vez más que sean predispuestos corredores humanitarios para en Ucrania: "Sufro y lloro pensando en el sufrimiento de la población ucrania, en particular en los más débiles, los ancianos y los niños. Llegan noticias terribles de niños expulsados y deportados", expresó, recordando sobre todo a la ciudad de Mariúpol. Porque al comenzar el mes de mayo, el pontífice invitó a todos los fieles a rezar el rosario por la paz cada día.

Asimismo, también expresó su profunda preocupación por la guerra y se preguntó "si se está verdaderamente buscando la paz". Y además cuestionó si realmente existe "la voluntad de evitar una continua escalada militar o verbal, si se está haciendo todo lo posible para acallar las armas".

Concretamente, Francisco pidió corredores humanitarios seguros para evacuar a las personas que se encuentran dentro de la planta metalúrgica de Azovstal en Mariúpol, asediada por las tropas rusas. 

"Mi pensamiento va a Mariúpol, bárbaramente bombardeada y destruida. Ahora, y desde aquí, renuevo la petición de que aseguren corredores humanitarios para las personas de la acerería", instó, insistiendo en la necesidad de la negociación.

“Les suplico, no se rindan a la lógica de la violencia, a la perversa espiral de las armas, que se tome el camino del diálogo y de la paz", concluyó el Papa.

“Volver a empezar con Jesús y navegar mar adentro con Él”
Antes del rezo del Regina Caeli, explicando el evangelio de Juan de este domingo que narra, la tercera aparición de Jesús resucitado a los apóstoles, en lo que la Iglesia llama la pesca milagrosa, Francisco indicó que también a los católicos les puede ocurrir que por cansancio, desilusión o pereza se olviden del Señor descuidando las grandes opciones tomadas.

“Por ejemplo, no dedicamos tiempo a hablar en familia, y preferimos los pasatiempos personales; nos olvidamos de la oración, dejándonos arrebatar por nuestras necesidades; descuidamos la caridad, con la excusa de las prisas diarias. Pero al hacer esto nos sentimos como Pedro, desmoralizados y con las redes vacías”, aseguró. La actitud de Jesús, descrita por el Pontífice, es la de la ternura, sin reproches, invitando a los apóstoles a “echar de nuevo las redes con valentía”.

“Cuando en la vida tenemos las redes vacías no es el momento de autocompadecernos, de divertirnos, de volver a los viejos pasatiempos. Es el momento de volver a empezar con Jesús, de hallar el valor de recomenzar, de navegar mar adentro con Él”, aseguró ante los peregrinos que participaron esta mañana en la Plaza de San Pedro. 

“Queridos hermanos y hermanas, hoy estamos invitados a un nuevo impulso, a zambullirnos en el bien sin miedo de perder algo, sin hacer demasiados cálculos, sin esperar a que empiecen los otros. Porque para ir al encuentro de Jesús hay que comprometerse”, insistió el Santo Padre.+