Viernes 24 de mayo de 2024

Francisco llegó a Mongolia para alentar a la pequeña comunidad católica

  • 1 de septiembre, 2023
  • Ulán Bator (Mongolia) (AICA)
El Papa aterrizó en Ulán Bator, donde se quedará hasta el lunes. Tiene previsto celebrar una misa, un encuentro interreligioso y la apertura de un centro caritativo. Lo recibió la canciller mongola.
Doná a AICA.org

El Papa Francisco llegó este viernes a Mongolia, en la primera visita de un pontífice a ese país de Asia central, enclavado en entre dos potencias (China y Rusia), donde espera poder alentar a la pequeña comunidad católica y mantener un importante encuentro interreligioso.

Tras poco más de nueve horas de vuelo, el avión que trasladaba al Papa, a su comitiva y a unos 70 periodistas aterrizó en el aeropuerto Chinggis Khaan de la capital del país asiático, Ulán Bator, epicentro de la peregrinación papal a Mongolia, que finalizará el próximo lunes 4 de septiembre e incluirá un encuentro con las autoridades, una misa pública, una reunión ecuménica e interreligiosa y la apertura de un centro caritativo promovido por la Iglesia.

Pero, sobre todo, con el lema ‘Esperando juntos’, el Papa argentino llega para alentar a la pequeña comunidad católica mongola que, con apenas 1.450 fieles, representa al 0,04% de la población de una nación que es fundamentalmente budista tibetana y también en gran medida atea, por el lastre del comunismo soviético.

El Santo Padre fue recibido en un sencillo acto, en el que no hubo discursos. Su anfitriona fue la ministra de Relaciones Exteriores de Mongolia, Battsetseg Batmunkh.

Por otra parte, de manos de una joven ataviada con un vestido tradicional mongol, el Papa recibió una taza con una cuajada típica del país, signo habitual de acogida al que viene de fuera del país. Junto a ella, estaba también la delegación eclesial del país, al frente de la cual estaba el cardenal electo Giorgio Marengo, misionero de la Consolata de 49 años, que a fin de mes se convertirá en el purpurado más joven del Colegio Cardenalicio.

Este viernes, la agenda oficial del pontífice, de 86 años, no tiene actividades, con el objetivo de que pueda aclimatarse al cambio horario. Francisco ya descansa en la prefectura de Ulán Bator, puesto que el país no cuenta con nunciatura apostólica.+