Domingo 26 de mayo de 2024

Francisco: 'La guerra les quitó la sonrisa a los niños'

  • 22 de abril, 2024
  • Ciudad del Vaticano (AICA)
El Papa instó a los Hermanos de la Instrucción Cristiana de Ploërmel, a quienes recibió este lunes, a "trabajar para que lso chicos recuperen la capacidad de sonreír".
Doná a AICA.org

“Vayan a donde otros no van, hacia la periferia, hacia las personas que forman la categoría de los rechazados, los heridos por la vida y las víctimas”, fue la invitación del Papa Francisco a los participantes en el Capítulo General de los Hermanos de la Instrucción Cristiana de Ploërmel, conocidos también como padres menesianos, a los que recibió este lunes en el Vaticano. 

Destacando su carisma de evangelización de niños y jóvenes a través de la educación, el Santo Padre alentó a los hermanos menesianos a “ser padres de aquellos a quienes son enviados, padres que reflejen el rostro amoroso y compasivo de Dios”.

“En un mundo en constante cambio, se ponen generosamente al servicio de los jóvenes, atentos a sus aspiraciones y, al mismo tiempo, siempre vueltos a Cristo, regla suprema de su vida”, destacó el pontífice: “Que la presencia de ustedes sea una fuente de esperanza para quienes sufren la guerra, la indiferencia y nuestra cultura del descarte”. 

También estas personas, enfatizó, tienen sueños, pero sueños que a menudo se hacen añicos. “Que los ayuden a revivir sus sueños, a creer en ellos y a realizarlos”, dijo el Papa Francisco.

Recordó en particular a los niños que siguen jugando incluso en medio de la guerra, pero lamentó que hayan perdido la capacidad de sonreír.

“Una cosa que me llama la atención”, dijo el Papa, “es cuando niños de Ucrania vienen aquí a Roma. Esos niños no sonríen: han perdido la sonrisa”. Llamó a los Hermanos a “trabajar para que recuperen la capacidad de sonreír”.

Volviendo a las ideas de los fundadores
El 200º aniversario de la fundación de los padres menesianos, celebrado en 2019, es una ocasión para “volver a las ideas fundamentales” de sus fundadores, dijo el Papa durante la audiencia.

“Hoy su obra está presente en varios países del mundo”, explicó, “porque creyeron que todo es posible para quien se entrega totalmente al Señor y se pone al servicio del desarrollo humano integral de cada persona. "

Al explicar su lugar dentro de la Iglesia, el Santo Padre dijo que la Iglesia es una familia, donde todos cooperan, con sus diversos carismas y vocaciones, para la salvación de la humanidad.

El Papa dijo que cuenta con la “confianza filial y el apego” de los Hermanos al ministerio del Papa, y los llamó a colaborar en las diócesis en las que desarrollan su misión. 

Al mismo tiempo, les advirtió que evitaran cualquier espíritu de orgullo, cierre, división y chisme. 

Finalmente, los invitó, al final de su Capítulo General, a renovar la consagración de su Instituto al Inmaculado Corazón de María, orando para que ella los ayude a “cultivar el celo de ponerse a servir y a cultivar la humildad, la confianza en Dios y la alegría de ser servidores de su ternura y misericordia”.+