Miércoles 25 de mayo de 2022

Explosión en Haití: El Papa cercano a este pueblo "que sufre demasiado"

  • 15 de diciembre, 2021
  • Ciudad del Vaticano (AICA)
"Pobre Haití, una tras otras, es un pueblo que está sufriendo mucho", dijo el Papa en alusión a la explosión del petrolero, que provocó unas 70 víctimas y decenas de heridos.
Doná a AICA.org

El papa Francisco recordó esta mañana, al final de la audiencia general, la tragedia provocada por la explosión de un camión cisterna que transportaba combustible en Cap-Haitien (Haití) y pidió rezar por "estos hermanos y hermanas severamente probados".

Una nueva herida para el pueblo de Haití, esta vez ligada a una trágica explosión que provocó numerosas muertes, entre ellas varios niños. El Papa pensó en las víctimas, los heridos y sus familiares: "Pobre Haití -comentó Francisco en el Aula Pablo VI- una tras otra, es un pueblo que sufre”.

“Oremos, oremos por Haití: son buenas personas, religiosas, pero están sufriendo mucho". Francisco dijo estar "cercano a los habitantes de esa ciudad y de las familias de las víctimas, así como de los heridos", e invitó a los fieles a unirse "en la oración por estos hermanos y hermanas nuestros que están tan severamente probados".

Al menos 70 personas murieron, incluidos numerosos niños, por la explosión de un camión cisterna que transportaba combustible a Cap-Haitien, una de las ciudades más grandes de Haití, en el Caribe el lunes por la noche. Así lo confirmó el teniente de alcalde de la ciudad, Patrick Almonor, quien agregó que actualmente hay decenas de heridos hospitalizados y en diversos centros médicos de la ciudad. Sin embargo, hay instalaciones donde el personal médico es escaso y hay pocos medicamentos disponibles. La explosión también dañó unas cincuenta casas, la mayoría de las cuales deberán ser demolidas.

Las autoridades locales dijeron que los esfuerzos de socorro aún estaban en curso e insinuaron que es probable que el número total de muertos aumente en las próximas horas. 

El primer ministro de Haití, Ariel Henry, declaró tres días de duelo nacional por las víctimas de esta terrible tragedia. Una herida que se suma a las muchas aún abiertas de un pueblo que, en los últimos veinte años, vivió numerosas crisis relacionadas con la política, los desastres naturales, las epidemias de cólera, en particular la de 2010. El mismo año que el terremoto de magnitud 7.0 que destruyó gran parte del país y provocó al menos 200.000 muertos.+