Miércoles 8 de diciembre de 2021

En un mundo donde reina la injusticia, Cristo es la mejor noticia, dijo el Nuncio

  • 23 de noviembre, 2021
  • Buenos Aires (AICA)
El nuncio apostólico en la Argentina, monseñor Miroslaw Adamczyk, presidió este domingo una misa en la parroquia Nuestra Señora del Buen Consejo y bendijo una bandera papal.
Doná a AICA.org

En la Solemnidad de Jesucristo, Rey del Universo, el nuncio apostólico en la Argentina, monseñor Miroslaw Adamczyk, presidió una misa en la parroquia Nuestra Señora del Buen Consejo, del barrio porteño de Vélez Sarsfield.

La celebración fue oportunidad para que el enviado papal bendiga una bandera del Vaticano, símbolo de unión con el Santo Padre.

La ceremonia comenzó con el ingreso de las banderas de los colegios de la zona, seguidos por el Nuncio Apostólico y el párroco, Pbro. Alejandro Seijo, quien concelebró la Eucaristía. 

Cerró el paso la Banda de la Policía Federal, que interpretó el Himno Nacional, seguida de la Oración del Pueblo de Dios.

En su homilía, monseñor Adamzcyk se refirió a algunos reyes de estos tiempos, que jamás han tenido una corona sobre su cabeza: “Son una especie de políticos con pequeño poder, porque, en efecto, la nación es gobernada por un primer Ministro. Cada vez su poder es más limitado”.

Monseñor Adamczyk relacionó el poder de estos "reinos", institución “muy discutible que despierta dudas”, con el reinado de Cristo, que “en el último día se mostrará como un Rey con todos sus poderes, también el de ser juez. Se presentará como el Rey al cual se someterá toda la creación”, destacó. 

"En un mundo en el que reinan de manera sistemática la injusticia, la intimidación, la violencia, la arrogancia y la opresión, tan solo pensar que va a llegar el día en el que a los malvados se les ponga firmemente en su lugar, mientras que a los pobres y a los débiles se les brinde lo que merecen es, sin duda, la mejor noticia que podamos recibir", consideró.

El Nuncio Apostólico en la Argentina precisó que la bandera papal en un templo es una ocasión para expresar amor y lealtad al Santo Padre. 

Al término de la celebración, la comunidad le entregó a monseñor Adamczyk una placa en agradecimiento por su visita.+