Domingo 29 de enero de 2023

El Vaticano pena con dimisión del estado clerical a José Nicolás Alessio

  • 12 de abril, 2013
  • Córdoba
El Vicario Judicial del arzobispado de Córdoba, padre Dante Eduardo Simón SDB, puso en conocimiento de los fieles católicos que el señor José Nicolás Alessio "ha sido penado con la dimisión del estado clerical, por medio de la Congregación para el Clero (Rescripto Protocolo N. 2012 3423/F), con fecha 6 de febrero de 2013". "Por ello ha perdido automáticamente los derechos propios del estado clerical y permanece excluido de todo el ejercicio del sagrado ministerio", subrayó en un comunicado. En 2010, el arzobispo de Córdoba, monseñor Carlos José Ñáñez, notificó que inició el proceso canónico correspondiente ante el tribunal eclesiástico de Córdoba al presbítero Alessio, párroco de San Cayetano, en el barrio Altamira de la capital cordobesa, quien efectuó declaraciones públicas en diversos medios de comunicación, a favor del mal llamado "matrimonio" entre personas del mismo sexo.
Doná a AICA.org
El Vicario Judicial del arzobispado de Córdoba, padre Dante Eduardo Simón SDB, puso en conocimiento de los fieles católicos que el señor José Nicolás Alessio "ha sido penado con la dimisión del estado clerical, por medio de la Congregación para el Clero (Rescripto Protocolo N. 2012 3423/F), con fecha 6 de febrero de 2013".

"Por ello ha perdido automáticamente los derechos propios del estado clerical y ya no está vinculado en adelante a las restantes obligaciones conexas. Permanece excluido de todo el ejercicio del sagrado ministerio, de acuerdo a las normas que obligan a los presbíteros que han sido dimitidos", subrayó en un comunicado.

"Esta dimisión no está sujeta a ningún recurso" de amparo, agregó el sacerdote en la comunicación.

En 2010, el arzobispo de Córdoba, monseñor Carlos José Ñáñez, notificó que inició el proceso canónico correspondiente ante el tribunal eclesiástico de Córdoba al presbítero Alessio, párroco de San Cayetano, en el barrio Altamira de la capital cordobesa, quien efectuó declaraciones públicas en diversos medios de comunicación, a favor del mal llamado "matrimonio" entre personas del mismo sexo.

Mientras se desarrolla el juicio, como medida cautelar, el Arzobispo le había prohibido el ejercicio público del ministerio sacerdotal, por lo tanto él no podía celebrar públicamente la santa misa ni administrar los sacramentos de la Iglesia, por lo que en la práctica no podrá actuar como párroco.+