Martes 16 de agosto de 2022

El Papa lamenta las tragedias migratorias de Melilla y Texas

  • 28 de junio, 2022
  • Ciudad del Vaticano (AICA)
"Han muerto mientras perseguían la esperanza", publicó hoy el papa Francisco en su cuenta de Twitter y dijo que recibió "con dolor" ambas noticias, y pide que "estas desgracias no sucedan de nuevo.
Doná a AICA.org

El papa Francisco no ha sido ajeno a las tragedias migratorias ocurridas en los últimos días en la frontera entre España y Marruecos, tras el intento del salto a la valla en Melilla, y en el interior de un camión de Texas (Estados Unidos). A través de su cuenta de Twitter, aseguró recibir “con dolor”, ambas noticias.

En su mensaje, pidió a la comunidad católica orar juntos “por estos hermanos que han muerto mientras perseguían la esperanza de una vida mejor; y para que el Señor nos abra el corazón y estas desgracias no sucedan de nuevo”.

La Iglesia española condenó con contundencia la tragedia ocurrida en la ciudad de Nador el pasado viernes, que costó la vida a 23 personas (según las autoridades marroquíes), exigiendo a Marruecos que identifique a las víctimas e investigue lo ocurrido, mientras que reprocha al Gobierno de España y a la Unión Europea de imponer trampas mortales a las personas que atraviesan las rutas migratorias que se cobran al año miles de vida, a través de sus controles fronterizos.

Igual de dramático fue lo ocurrido en Texas, donde este lunes fueron hallados en el interior de un camión 46 inmigrantes indocumentados muertos y otros 16 heridos. 

La jefatura policial de la ciudad estadounidense de San Antonio precisó que la primera llamada que recibieron las autoridades fue en torno a las 18 (hora de EEUU), cuando el trabajador de una obra cercana "escuchó un grito pidiendo ayuda" y "vino a investigar". Una vez en el lugar, el hombre "encontró las puertas del tráiler parcialmente abiertas". Al abrirlas un poco más "vio varias personas fallecidas dentro" por lo que no se descarta que la muerte de los migrantes pudo haber ocurrido a causa de la asfixia en el interior del camión provocada por las altas temperaturas propias del verano tejano.

Para el arzobispo de San Antonio, monseñor Gustavo García-Siller, este drama pone de manifiesto “la falta de valentía para hacer frente a la reforma migratoria está matando y destruyendo vidas. No aprendemos. Dios nos enseñe a cambiar. La humanidad está en juego constantemente. Oramos, amamos, confiamos. ¡Danos fuerza! Queremos hacer tu voluntad".+