Sábado 15 de mayo de 2021

El Papa celebrará en Roma una misa para los fieles de Myanmar

  • 4 de mayo, 2021
  • Ciudad del Vaticano (AICA)
La celebración tendrá lugar el 16 de mayo, solemnidad de la Ascensión, por la mañana, en el Altar de la Cátedra de San Pedro.
Doná a AICA.org

La Prefectura de la Casa Papal informó que el papa Francisco celebrará una misa para la comunidad de fieles de Myanmar que residen en Roma, el próximo domingo 16 de mayo, solemnidad de la Ascensión, a las 10 (hora de Roma), en el Altar de la Cátedra de San Pedro. 

En los últimos días el Santo Padre viene exhortando reiteradamente por el diálogo y la paz en el país asiático: “Pedimos a nuestra Madre Celestial que hable al corazón de todos los responsables en Myanmar para que encuentren el valor de caminar por el camino del encuentro y la reconciliación y la paz", mencionó recientemente refiriéndose a la iniciativa de los obispos birmanos de dedicar un Ave María del Rosario, durante todo el mes de mayo por la paz en el país.

El 1 de febrero el ejército derrocó al gobierno de Aung San Suu Kyi tomando el control del país. Las protestas de la población que tomaron las calles en varias ocasiones contra el golpe militar derivaron en enfrentamientos y violencia con decenas y decenas de muertos. 

El Papa pidió en varias ocasiones a los manifestantes que no llevaran a cabo acciones violentas, y a las autoridades que no rechacen a los manifestantes con el uso de la fuerza. 

"Que prevalezca el diálogo en vez de la represión y la armonía en vez de la discordia y que la comunidad internacional brinde la ayuda necesaria para que las aspiraciones del pueblo de Myanmar no se vean sofocadas por la violencia", dijo el Papa Francisco en la audiencia general del 17 de marzo. 

Una vez más y con mucha tristeza siento la urgencia de evocar la dramática situación en Myanmar donde muchas personas, especialmente jóvenes, están perdiendo la vida para ofrecer esperanza a su país. Yo también me arrodillo en las calles de Myanmar y digo: detengan la violencia. Yo también extiendo los brazos y digo: que prevalezca el diálogo. La sangre no resuelve nada. Prevalece el diálogo”, expresó el pontífice.+