Jueves 16 de septiembre de 2021

El Papa a Bangladesh: mantener los valores del diálogo y trabajar por la paz

  • 24 de marzo, 2021
  • Ciudad del Vaticano (AICA)
Videomensaje del Santo Padre con motivo de los 150 años de su independencia y el centenario del nacimiento del jeque Mujibur Rahman.
Doná a AICA.org

Francisco se dirigió al “querido pueblo de Bangladesh” con motivo de dos aniversarios especialmente importantes para la nación asiática, los 50 años de independencia de Pakistán y el centenario del nacimiento del jeque Mujibur Rahman. 

Del mensaje en video del Papa surgen palabras que revelan toda la belleza y fuerza de Sonar Bangla (la Bengala dorada), una tierra rica en colores y naturaleza que nace en la fértil llanura formada por el delta de los ríos Ganges y Brahmaputra. 

Además de su belleza -“rara”, dice el pontífice- el país trata de preservar otro valioso patrimonio. Es el legado de Sheikh Mujibur Rahman, una figura política de fundamental importancia:

Promovió una cultura de encuentro y diálogo, caracterizada por la sabiduría y una visión amplia y clarividente. Estaba convencido de que solo en una sociedad pluralista e integradora, en la que toda persona pueda vivir en libertad, paz y seguridad, solo así es posible construir un mundo más justo y fraterno.

Un país en el corazón de los Papas
Francisco también se refirió a la mirada particular que sus antecesores tenían hacia Bangladesh, actitud que él mismo compartió especialmente después de la experiencia del camino apostólico realizado en 2017:

Bangladesh es un estado joven y siempre tuvo un lugar especial en el corazón de los Papas, quienes desde el principio se han solidarizado con su pueblo, intentando acompañarlo en la superación de las adversidades iniciales y lo han apoyado en la exigente tarea de construir. y hacer crecer la nación.

La esperanza del Papa es que “las buenas relaciones entre la Santa Sede y Bangladesh sigan floreciendo”, confiando en que el clima de encuentro y diálogo interreligioso en el país sea cada vez más favorable “para que los creyentes puedan expresar libremente sus convicciones más profundas sobre el sentido y finalidad de la vida “para” promover los valores espirituales, que son la base segura de una sociedad pacífica y justa “.

El futuro de la democracia y la salud de la vida política, continuó el pontífice, están “esencialmente vinculados a sus ideales fundacionales y al legado de diálogo sincero y respeto por la diversidad legítima” que Bangladesh ha tratado de lograr en los últimos años. 

Como “amigo de Bangladesh”, Francisco concluye invitando no solo a los jóvenes “a renovar el esfuerzo por trabajar por la paz y la prosperidad” en el país, sino a toda la nación a continuar en el “compromiso de generosidad y conciencia humanitaria hacia los refugiados, los más pobres, los desfavorecidos y los que no tienen voz”. +