Domingo 5 de diciembre de 2021

El obispo de Posadas anima a crecer en solidaridad y generosidad

  • 10 de noviembre, 2021
  • Posadas (Misiones) (AICA)
"Justamente la solidaridad es la que debemos hacer florecer en los momentos donde todo parece diluirse y perder consistencia", sostuvo monseñor Juan Rubén Martínez.
Doná a AICA.org

El obispo de Posadas, monseñor Juan Rubén Martínez, lamentó que “en un mundo tan mercantil, atravesado por el materialismo que promueve un creciente individualismo, cuesta entender que actitudes como la de la viuda del Evangelio son necesarias para construir un mundo más justo, más fraterno y más solidario”.

“Justamente la solidaridad es la que debemos hacer florecer en los momentos donde todo parece diluirse y perder consistencia”, sostuvo en su reflexión sobre el Evangelio del último domingo.

El prelado fundamentó su posición citando la encíclica Fratelli tutti, del papa Francisco: “La solidaridad se expresa concretamente en el servicio, que puede asumir formas muy diversas de hacerse cargo de los demás. El servicio es en gran parte, cuidar la fragilidad. Servir significa cuidar a los frágiles de nuestras familias, de nuestra sociedad, de nuestro pueblo. En esta tarea cada uno es capaz de dejar de lado sus búsquedas, afanes, deseos de omnipotencia ante la mirada concreta de los más frágiles”.

“Damos gracias a Dios porque en nuestro pueblo se conservan todavía estas actitudes profundamente enraizadas de la solidaridad y la generosidad”, destacó, y consideró: “Estas mismas actitudes tendremos que poner en acción en este proceso de camino sinodal”. 

El obispo posadeño puntualizó que “la comunión, la participación y la misión deben estar impregnados de generosa entrega para ser fecundos” y profundizó: “Nuestro ‘dar’ a Dios en la oración y a los demás en la caridad debería huir siempre del ritualismo y del formalismo, así como de la lógica del cálculo, y debe ser expresión de gratuidad, como hizo Jesús con nosotros: nos salvó gratuitamente, no nos hizo pagar la redención”. 

“Contemplando con Jesús la bella imagen que el Evangelio nos presenta pidamos crecer en solidaridad y generosidad para superar el egoísmo y el individualismo que enferman nuestro corazón y envenenan nuestra sociedad”, concluyó.+