Viernes 28 de enero de 2022

El 24 de mayo, jornada de oración por la Iglesia en China

  • 23 de mayo, 2017
  • Ciudad del Vaticano
El 24 de mayo, dedicado a la memoria litúrgica de la Santísima Virgen María, Auxilio de los Cristianos, que es venerada con especial devoción en el santuario mariano de Sheshan, en la ciudad de Shanghai, se realiza en todo el mundo una jornada de oración por la Iglesia en China. Al concluir el rezo del Regina Coeli, este domingo el Papa recordó: "El martes, 24 de mayo nos uniremos espiritualmente a los fieles católicos en China. "Pidamos a María que nos ayude a discernir la voluntad de Dios acerca del camino concreto de la Iglesia en China y nos apoye a recibir su proyecto de amor con generosidad", dijo el pontífice.
Doná a AICA.org
El 24 de mayo, dedicado a la memoria litúrgica de la Santísima Virgen María, Auxilio de los Cristianos, que es venerada con especial devoción en el santuario mariano de Sheshan, en la ciudad de Shanghai, se realiza en todo el mundo una jornada de oración por la Iglesia en China.

Al concluir el rezo del Regina Coeli, este domingo el papa Francisco recordó: "El martes, 24 de mayo nos uniremos espiritualmente a los fieles católicos en China, que ese día celebran con particular devoción la memoria de la Bienaventurada Virgen María "Auxilio de los Cristianos", venerada en el santuario de Sheshan en Shanghai. "Pidamos a María que nos ayude a discernir la voluntad de Dios acerca del camino concreto de la Iglesia en China y nos apoye a recibir su proyecto de amor con generosidad", dijo el pontífice.

"María nos alienta a ofrecer nuestra contribución personal para la comunión entre los creyentes y por la armonía de la entera sociedad. No nos olvidemos de testimoniar la fe con la oración y con el amor, manteniéndonos siempre abiertos al encuentro y al diálogo", concluyó Francisco.

Años atrás, el entonces arzobispo de Buenos Aires y primado de la Argentina, cardenal Jorge Mario Bergoglio, pedía a los sacerdotes, comunidades religiosas y fieles de la arquidiócesis que se unieran en oración durante este día "como expresión de fraterna solidaridad con la Iglesia en China".

Asimismo, la organización eclesial "Ayuda a la Iglesia Necesitada" recomienda vivamente que todos los fieles católicos eleven súplicas en este día a la Madre de Dios "por la Iglesia del Silencio en China, por la libertad religiosa, y las necesidades espirituales" en el país.

Esta especial atención a la comunidad fiel de aquel país asiático surgió en 2007 por iniciativa de una carta del papa Benedicto XVI, fechada el 27 de mayo, Solemnidad de Pentecostés de 2007, y publicada el 30 de junio del mismo año, el papa emérito sellaba su Carta presentando una Jornada de oración por la Iglesia en China: el día 24 de mayo, fiesta litúrgica de la Santísima Virgen María, Auxilio de los Cristianos.

Desde hace 10 años, esta jornada de oración, no sólo la vive la comunidad católica en la China continental, en el Santuario de Sheshan, sino también por las comunidades chinas que viven en diferentes partes del mundo, a las que se suman con frecuencia muchos católicos locales.

De tal modo que desde hace 10 años, el 24 de mayo es una ocasión de encuentro y de testimonio, en el que se reza en todas las latitudes, en particular unión espiritual con la Iglesia en China, manifestando la universalidad de la Iglesia y la comunión con el sucesor de Pedro.+