Sábado 27 de noviembre de 2021

"Construir fraternidad a partir de la cultura del cuidado", pide el Papa a los colegios

  • 26 de octubre, 2021
  • Madrid (España) (AICA)
Mensaje del pontífice al I Foro Internacional Escuela Católica 'Una escuela que cuida' organizado por la Fundación educativa SM
Doná a AICA.org

El papa Francisco envió un mensaje a José Manuel Cidad, presidente de la Fundación educativa SM, con motivo del I Foro Internacional Escuela Católica “Una escuela que cuida”, organizado por la editorial para profesionales de la educación de España e Iberoamérica. 

“Es necesario que los alumnos hagan experiencia, en primer lugar, de una escuela que cuida de ellos, lo que les permitirá comprender, apreciar y agradecer lo que significa amar y cuidar”, pidió Francisco al unirse al foro a través de su mensaje.

El pontífice destacó que “una escuela que cuida es una escuela que quiere ser madre, capaz de acoger, sostener y ponerse a la escucha de los alumnos, para poder responder así a sus necesidades y ayudarlos en su crecimiento”.

“Qué bueno sería poder infundir en los alumnos el deseo de recorrer el mismo camino que hizo María para con Jesús. Ayudarlos a crecer ‘en estatura y gracia’ es darles lo necesario para un desarrollo físico y mental en las dos facetas que apunta el Evangelio:

La primera, ‘ante Dios’, pues no podemos olvidar que todo proceso nos debe llevar siempre a Él. 

La segunda, ‘ante los hombres’, es decir, la necesidad de integrar todas las dimensiones que nos constituyen como humanos, rechazando el individualismo y construyendo fraternidad”, señaló Francisco.

Para el Papa es importante que “los alumnos se sientan interpelados por los retos que el mundo les ofrece y los haga sentirse miembros de esa escuela, que además de cuidarlos a ellos los llama a cuidar también de los demás, según su capacidad”. 

Para ello, “ayudan los pequeños gestos que vayan creado en los alumnos la certeza de que poniendo cada uno de su parte y trabajando juntos pueden hacer algo positivo para mejorar el planeta y construir un mundo mejor”.

En el mismo sentido, continuó: “Es importante que sean gestos concretos, visibles, que no se dirijan a una cuestión abstracta, sino a alguien real, un hermano o hermanos que sufren, y con quienes debemos identificarnos porque Dios los ama, como nos ama a nosotros”.

“Qué hermoso sería –insistió el pontífice- si como fruto de este trabajo, cada alumno, cada padre, cada profesional que trabaja en el colegio, pudiera decir que en su escuela siempre se ha sentido cuidado. Más hermoso sería aún, que al final de sus días esas mismas personas pudieran decir que en su colegio aprendieron esa lección de vida, y que desde entonces cuando se han integrado en un grupo, comenzaron un trabajo o han formado su propia familia, han sentido la necesidad de construir relaciones a partir de esta cultura del cuidado“.

“Qué bien nos haría a todos si pese a nuestras deficiencias, las sociedades se fueran conformando en la responsabilidad, asumiendo que cualquiera de nosotros, con esos pequeños gestos cotidianos aprendidos en la escuela y en la vida, puede colaborar en la edificación del mundo que Dios nos ha pedido cuidar, y que el único requisito es que seamos capaces de trabajar juntos”, concluyó el Papa.

La Fundación SM fue creada en 1977 por la Compañía de María (Marianistas) de España, dotándola como capital fundaciones de Ediciones SM. La Fundación SM es la propietaria de Ediciones SM.

Cada año la Fundación SM, por medio de sus diferentes programas, retorna los beneficios que genera la empresa editorial a la sociedad.+