Jueves 19 de mayo de 2022

Con multitudinarias celebraciones se dio inicio al Jubileo de los mártires vietnamitas

  • 22 de junio, 2018
  • Hanoi (Vietnam)
Miles de católicos vietnamitas participaron en la apertura del Jubileo por los 30 años de la canonización de los 117 mártires vietnamitas. Las celebraciones concluirán el 24 de noviembre, día en que la Iglesia recuerda la fiesta de dichos mártires. El numeroso grupo no es más que una pequeña parte de las 300.000 personas asesinadas por la fe durante la dinastía Nguyen. También hoy hay mártires, bajo el régimen comunista.
Doná a AICA.org
Miles de católicos vietnamitas participaron en la apertura del Jubileo por los 30 años de la canonización de los 117 mártires vietnamitas. Las celebraciones concluirán el 24 de noviembre, día en que la Iglesia recuerda la fiesta de dichos mártires. El numeroso grupo no es más que una pequeña parte de las 300.000 personas asesinadas por la fe durante la dinastía Nguyen. También hoy hay mártires, bajo el régimen comunista.

Las celebraciones inaugurales se llevaron a cabo el 19 de junio en tres lugares históricos situados en distintas provincias eclesiásticas: Hanoi, Huế y Saigón.

El cardenal Pierre Nguyen Van Nhơn, arzobispo de Hanoi, presidió la solemne misa en la basílica de Nuestra Señora de la Inmaculada Concepción en Sở Kiện, en la provincia de Hà Nam. Cerca de 20 mil personas participaron de la Eucaristía. Los fieles provenían de las 10 diócesis de la provincia eclesiástica.

La arquidiócesis de Hué y otras 5 diócesis de Vietnam central se reunieron durante la noche en el centro de peregrinación de Nuestra Señora de La Vang, en la provincia de Quang Tri. Aquí hace 220 años la Virgen se apareció para consolar a algunos fieles, escapados a la jungla para evitar las persecuciones. El padre Anthony Dương Quỳnh, vicario general de Hué, presidió la misa y recordó a los fieles que "fueron canonizados 117 mártires de los más de 300 mil que murieron durante las varias olas de persecuciones". En particular, el sacerdote trajo a la memoria a los centenares de católicos quemados vivos en la iglesia cercana a Tri Buru.

Pocas horas después en el Sur del país, los católicos de Ho Chi Minh (Saigón) y de otras 10 diócesis participaron en la celebración eucarística en el centro de peregrinación The Ba Giồng, en la provincia de Tiền Giang.

Los 117 mártires "de los cuales 96 son vietnamitas, 11 españoles y 10 franceses- fueron beatificados por San Juan Pablo II en la plaza San Pedro el 19 de junio de 1988. En aquella época, se trató de la beatificación con el mayor número de mártires, superando el número de los 103 mártires coreanos, beatificados en Corea del Sur en 1984. Este número sólo fue superado cuando el Juan Pablo II canonizó a 120 mártires chinos en el año 2000.

La persecución contra los cristianos estalló en Vietnam casi en simultáneo con el primer anuncio del Evangelio, a mediados del siglo XVI. Pero alcanzó su punto máximo durante la dinastía de los Nguyen, la última familia dinástica vietnamita. Su dominio se prolongó durante 143 años, a partir de 1802, cuando el emperador Gia Long subió al trono, tras derrotar a la dinastía Tây Sơn. Durante ese período asesinaron a más de 300.000 católicos vietnamitas.

La persecución tuvo una leve disminución cuando los franceses ocuparon la nación entera alrededor de 1886. Pero con la era comunista sobrevinieron otras olas de persecución. Hasta hoy, la Iglesia de Vietnam no ha tenido la posibilidad de recabar datos sobre el número exacto de personas asesinadas y encarceladas por la fe durante el período comunista, que aún sigue vigente. Además de la persecución violenta, hay un gran número de católicos que son discriminados y marginados a causa de su fe. +