Sábado 29 de enero de 2022

Comenzó en Posadas el Año Mariano: Habrá indulgencia plenaria

  • 22 de noviembre, 2019
  • Posadas (Misiones) (AICA)
Mediante un decreto firmado por el obispo de Posadas
Doná a AICA.org

El obispo de Posadas, monseñor Juan Rubén Martínez, decretó a partir del 18 de noviembre, el inicio en la diócesis del Año Mariano, que se unirá a las celebraciones del Año Mariano Nacional que se iniciará el próximo 8 de diciembre en todo el territorio argentino.



Se trata del Decreto 79/2019, elaborado por el prelado al considerar que el Año Mariano «es una ocasión propicia para suscitar la piedad de los fieles que, al venerar a la Santísima Virgen María son estimulados a crecer en santidad. Y que para ello el don de las indulgencias que la Iglesia, en virtud del poder conferido por Cristo, ofrece a los fieles, se constituye en un auxilio para el alma».



Por ello, estableció que durante este Año Mariano, “los fieles cristianos en la diócesis puedan obtener indulgencia plenaria a favor de la pena temporal por los propios pecados, aplicable también en sufragio de las almas de los fieles difuntos”.



Para ello, deberán cumplir con las disposiciones generales a saber: encontrarse verdaderamente arrepentidos de los pecados, acercarse a los sacramentos de la Reconciliación y la Eucaristía, y orar por las intenciones del Santo Padre, el Papa, en los siguientes lugares y circunstancias:



1. Los fieles que visiten en peregrinación alguno de los templos que a continuación se detallan:

a. Santuario diocesano Nuestra Señora de Loreto

b. Templo parroquial de la Inmaculada Concepción en Concepción de la Sierra

c. Templo parroquial de la Inmaculada Concepción en Posadas

d. Templo parroquial de Nuestra Señora de Fátima en Garupá

e. Cualquier templo de la diócesis con ocasión de la celebración del santo patrono.

y participar allí en alguna celebración o, al menos, se recojan durante un tiempo de meditación que concluya con el rezo del Padre Nuestro, la Profesión de fe y alguna invocación a la Santísima Virgen María.



2. Los fieles que, por enfermedad o justa causa no puedan visitar estos lugares, podrán obtener la indulgencia plenaria cuando con ocasión de alguna festividad mariana, allí donde se encuentren se recojan en piadosa oración concluyendo con el rezo del Padre Nuestro, la profesión de fe y alguna invocación a la Santísima Virgen María».+