Martes 18 de junio de 2024

Ataque a Israel: una situación 'destinada a empeorar', lamentó Cáritas Jerusalén

  • 7 de octubre, 2023
  • Jerusalén (Israel) (AICA)
El párroco de Gaza, el argentino Gabriel Romanelli, y Cáritas Jerusalén ven con preocupación la escalada del conflicto desatado esta madrugada, tras el ataque de Hamás sobre Israel.
Doná a AICA.org

“Las noticias que llegan de Gaza son muy malas”, aseguró el párroco latino de la Sagrada Familia, la única parroquia católica en Gaza, el sacerdote argentino Gabriel Romanelli, ante el ataque que sufrió Israel esta madrugada, cuando al menos 5.000 cohetes fueron lanzados desde la Franja de Gaza hacia el sur y centro de Israel (lo cual incluyó Tel Aviv y Jerusalén), provocando la muerte de al menos 22 israelíes y unos quinientos heridos, según cifras meramente provisionales. 

El padre Romanelli se comunicó con la agencia católica italiana SIR, desde la ciudad de Belén, desde donde espera poder reingresar en la Franja: "Espero hacerlo mañana, ya que el cruce de Erez está cerrado", expresó.

“Afortunadamente, nuestros feligreses se encuentran bien, aunque el miedo se está extendiendo”, dijo el sacerdote, y agregó que “algunos de ellos pidieron refugio en la parroquia, donde desde hace unos meses estamos preparando una especie de refugio, con comida, agua, colchones, donde puedan refugiarse en caso de emergencia, debido a las continuas campañas militares. Rezamos para que cesen los combates, pero temo que las cosas puedan empeorar". 

El párroco informó que también “en Belén la tensión es alta. Algunos religiosos que fueron a Jerusalén desde Belén encontraron los puestos de control cerrados".

Por su parte, Cáritas Jerusalén confirmó en una nota la muerte de "numerosos soldados y civiles israelíes" y el secuestro de "muchos otros en Gaza, luego de las primeras horas del ataque de Hamás y la reacción israelí". “Actualmente – afirman desde Cáritas Jerusalén– todos los puestos de control en Cisjordania están cerrados y todos los accesos que conducen a la ciudad vieja de Jerusalén también. Sólo se permite la entrada a civiles mayores de 30 años".

Como medida de precaución, Cáritas Jerusalén suspendió "sus operaciones en Gaza, para garantizar la seguridad de su personal y cerró temporalmente el centro de salud". Sin embargo, afirma Cáritas, "el plan de emergencia, que equipará a nuestros equipos médicos con botiquines de primeros auxilios y medicamentos esenciales, está preparado para prestar asistencia a medida que la situación se aclare", aseguraron desde la organización caritativa.

Mohamed Deif, uno de los comandantes de las Brigadas Izz al-Dn al-Qassm, el brazo armado de Hamás en Gaza, describió la operación como la "Inundación de al-Aqsa", motivada según él por la negativa de Israel a liberar a "nuestros prisioneros" y por " la profanación de los lugares santos de Jerusalén". 

Por el momento, se dice que las víctimas mortales israelíes son 22 y 545 los heridos, algunos de ellos de gravedad, según informaron los medios israelíes. Entre los muertos también se encuentra el presidente del consejo regional, Shaar Hanegev, de la zona donde se encuentra Sderot, uno de los dos sectores de comunidades israelíes próximos a la Franja. Aún no se han confirmado los informes de que milicianos palestinos armados tomaron el control de tres kibutzim. Hamás publicó fotografías que mostrarían la captura de soldados israelíes y de algunos civiles, tomados todos como rehenes.

La reacción israelí está lista. "Hubo un ataque palestino combinado, con la ayuda de parapentes", confirmó a la prensa el portavoz del ejército israelí, el teniente coronel Richard Hecht, añadiendo que las Fuerzas Armadas israelíes están combatiendo en varios lugares de la Franja de Gaza. No hay confirmación por parte del portavoz de las informaciones sobre la captura de soldados israelíes por combatientes palestinos. Sin embargo, se confirmó la convocatoria de reservistas destinados a operar en Gaza, en las fronteras con Líbano y Siria, y en la Cisjordania ocupada. 

El primer ministro Netanyahu habló de "guerra" y anunció la contraofensiva, denominada "Espadas de Hierro", llevada a cabo mediante decenas de aviones atacando a Hamás en Gaza.+