Miércoles 5 de octubre de 2022

Arzobispo Shevchuk: "Soy un humilde portavoz de una nación que sufre"

  • 14 de septiembre, 2022
  • Kiev (Ucrania) (AICA)
Más de 3 millones de niños todavía viven en áreas afectadas por enfrentamientos armados y 2 millones están amenazados de morir de hambre, dijo el arzobispo al Foro Internacional de Acción Católica.
Doná a AICA.org

“La locura humana produce guerras y hambre”, lamentó el arzobispo mayor de la Iglesia Greco-Católica Ucraniana, Su Beatitud Sviatoslav Schevchuk, durante su participación en el encuentro en línea, organizado este 13 de septiembre por el Foro Internacional de la Acción Católica (FIAC).

“Más de 3 millones de niños todavía viven en áreas afectadas por enfrentamientos armados, y casi 2 millones están amenazados de morir de hambre, contó el primado católico de Ucrania, citando datos oficiales y agregó: “Y todo esto ocurre en un país, en el corazón de Europa, considerado el granero del continente”.

Su discurso fue seguido en más de 20 países de África, Asia y América. En Líbano, Siria, Irak, Myanmar, Sri Lanka, Bangladesh, Taiwán, Palestina y muchas partes de los continentes africano y americano. 

El arzobispo Shevchuk enfatizó que él era "un humilde portavoz de una nación que sufre". “Nunca hubiera pensado que vería con mis propios ojos la capital de mi patria en llamas y los cohetes lanzados por los rusos contra la población civil. Yo nunca lo hubiera pensado que vería gente torturada y fusilada en fosas comunes, ciudades y pueblos enteros destruidos, arrasados hasta los cimientos. El país, que en la historia fue llamado el granero de Europa, se convirtió en una tierra de catástrofe humanitaria”, señaló el líder de los católicos ucranianos.

Las cifras de la guerra
Algunas de las cifras que aportó el arzobispo describen lo que está sucediendo hoy en su tierra natal. Según las estadísticas del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados, del 24 de febrero al 7 de septiembre de este año, más de 12 millones de personas cruzaron la frontera con Ucrania, convirtiéndose en refugiados. Más de 9,8 millones de civiles entraron en la Unión Europea. Más de 4 millones de ucranianos buscaron protección temporal en la UE y más de 7 millones de ciudadanos ucranianos se registraron (también en países de la UE) como refugiados. 

Según el Ministerio de Política Social de Ucrania, en la actualidad hay 4,5 millones de desplazados internos en el país. Juntando estas cifras, casi 18 millones de personas se vieron obligadas a huir de sus hogares, "personas cuya historia había sido borrada por la guerra". 

Según datos oficiales, más de 130.000 edificios fueron destruidos en Ucrania, lo que significa que 3,5 millones de personas se encuentran ahora sin un lugar al que volver porque su hogar ya no existe. 4,5 millones de personas perdieron el libre acceso a las fuentes de agua cuando los rusos destruyeron metódicamente la infraestructura necesaria de las ciudades. 

En muchos lugares donde tienen lugar los enfrentamientos, el agua está contaminada. Oficialmente, se dice que más de 5.500 civiles murieron y unos 9.000 fueron heridos. Pero esta cifra no se corresponde con la realidad, advirtió el arzobispo Shevchuk. Solo en la ciudad de Mariupol murieron más de 200.000 civiles, que ahora yacen en fosas comunes o no han recibido un entierro digno. 

“Detrás de estos números veo mujeres, niños, ancianos”, subrayó el primado católico ucraniano.+