Domingo 5 de diciembre de 2021

Mons. Puiggari pidió ser sensibles y conscientes del sufrimiento del pueblo

  • 26 de mayo, 2020
  • Paraná (Entre Ríos) (AICA)
En el tedeum por el 25 de Mayo, el arzobispo de Paraná, monseñor Juan Puiggari, pidió a las autoridades ser sensibles y conscientes del sufrimiento del pueblo y afirmó que no es tiempo de divisiones.
Doná a AICA.org

El arzobispo de Paraná, monseñor Juan Alberto Puiggari, aseguró que “hoy más que nunca necesitamos rezar por nuestra patria” y consideró que en este tiempo de pandemia cambió el concepto de héroe.



Al presidir el tedeum por el 25 de Mayo transmitido por las redes sociales, el prelado destacó a esos héroes escondidos, ocultos, sin rostro, sin nombre y que sin ser retribuidos como corresponde “hacen a la patria grande”, y citó a médicos, enfermeras, personal de salud, fuerzas de seguridad, medios y obreros, entre otros.



“Sé que todavía nos falta mucho por sufrir por la pandemia y las consecuencias económicas y sociales que va a traer todo esto, lógicamente. Por eso pidamos la gracia de Dios, para que pueda salir de nosotros lo mejor del corazón de cada uno, para que estemos a la altura de este momento de necesidad de nuestra Patria”, sostuvo.



El arzobispo entrerriano recordó que, como dice el papa Francisco, “estamos en la misma barca”, por lo que animó a trabajar “todos juntos para que, con la gracia de Dios, podamos salir adelante”.



Monseñor Puiggari invitó a orar y le pidió a las autoridades ser “conscientes y sensibles en el sufrimiento de nuestra gente, porque nuestro pueblo está sufriendo el aislamiento, está sufriendo mucho las situaciones económicas, está sufriendo el miedo, la ansiedad. Tantos motivos de sufrimientos”.



“Seamos sensibles, conmovámonos con ellos, estemos cerca de ellos”, pidió, e instó a no agregar “nuevos sufrimientos, divisiones y enfrentamientos”.



“Hoy más que nunca hay que dar prioridad al bienestar espiritual y material del gran pueblo argentino. No es tiempo para dividirnos en temas que traen dolor y profunda división entre los argentinos, es tiempo para trabajar juntos, para unirnos, para tendernos siempre una mano solidaria”, concluyó.+