Domingo 28 de noviembre de 2021

Rezan por la pronta beatificación del padre Zilli

  • 31 de enero, 2019
  • Venado Tuerto (Santa Fe)
Al cumplirse el undécimo aniversario de la muerte del Siervo de Dios padre José Bepo Zilli OFM, hoy, jueves 31 de enero, a las 19, se celebrará una misa en su memoria en la parroquia Dulce Nombre de María, de la localidad santafesina de Lazzarino. La diócesis de Venado Tuerto invitó a la comunidad a confiar sus necesidades más urgentes al religioso y a rezar por su pronta beatificación.
Doná a AICA.org
Al cumplirse el undécimo aniversario de la muerte del Siervo de Dios padre José Bepo Zilli OFM, hoy, jueves 31 de enero, a las 19, se celebrará una misa en su memoria en la parroquia Dulce Nombre de María, de la localidad santafesina de Lazzarino.

La diócesis de Venado Tuerto invitó a la comunidad diocesana a confiar sus necesidades más urgentes al religioso y a rezar por su pronta beatificación.

En 2015, la Congregación para las Causas de los Santos comunicó al obispo de Venado Tuerto que no existe ningún impedimento para iniciar la causa de beatificación y canonización del padre Zilli, sacerdote profeso de la Orden de los Hermanos Menores Franciscanos, fallecido en 2008.



La historia del padre José Zilli
Nació en Gemona de Friuli, Italia, el 7 de mayo de 1924 e ingresó en la Orden Franciscana a los 18 años. Este sacerdote franciscano tenía solamente una idea: "Emular la vida de San Francisco de Asís".

Llegó como misionero a la Argentina en 1953 y ejerció su ministerio en las provincias de Santiago del Estero, Buenos Aires, Río Negro y principalmente en la provincia de Santa Fe.

Entre 1977 y 1978 ejerció su labor pastoral en la república centroamericana de El Salvador donde conoció y asistió a monseñor Oscar Arnulfo Romero.

Volvió al país en 1980 y a partir de entonces tuvo su lugar de residencia casi permanente en la pequeña población santafesina de Diego de Alvear, en el límite con la provincia de Buenos Aires, donde desarrolló una intensa labor de evangelización llevando desde allí su palabra y su bonhomía a Aarón Castellanos, Rufino, Amenábar, Lazzarino, San Gregorio, Iriarte y Alberdi.

En 2007, su última labor fue reconstruir una capilla en el cementerio de Aarón Castellanos, dedicada a la beata Madre María del Tránsito Cabanillas, de la que era muy devoto. La capilla estaba abandonada y él mismo la reconstruyó, a sus 83 años, con sus propias manos picando, revocando y pintando sus paredes.

El padre Zilli falleció el 31 de enero de 2008.+