Miércoles 22 de septiembre de 2021

Mons. Collazuol llamó a escuchar el clamor y luchar por "toda la vida"

  • 21 de diciembre, 2020
  • Concordia (Entre Ríos) (AICA)
"La fraternidad y la amistad social son las vías para construir un mundo mejor, más justo y pacífico, con el compromiso de todos: pueblo, gobernantes e instituciones", subrayó en su mensaje de Navidad
Doná a AICA.org

El obispo de Concordia, monseñor Luis Armando Collazuol, afirmó que en la realidad del dolor y el temor por la pandemia, y de la esperanza por la solidaridad que ha llegado para quedarse y multiplicarse, Dios ofrece el don de celebrar una nueva Navidad.

“Un nuevo año se abre para nosotros”, destacó, y planteó: podemos preguntarnos, sin esperar una respuesta clara de las previsiones de los expertos, ¿cómo será? 

Debemos preguntarnos, con el compromiso que nace de la esperanza y la solidaridad, ¿qué nueva humanidad se podrá gestar en esta tierra que gime? ¿qué podrá aportar cada uno de nosotros?

Pedimos a Dios el don impredecible de su misericordia providente. Le rogamos ofreciendo lo nuestro. Si dejamos atrás expectativas autónomas y egocéntricas, encontraremos delante un horizonte más austero en feudos individuales y más rico en humanidad. 

El prelado afirmó que “la fraternidad y la amistad social son las vías para construir un mundo mejor, más justo y pacífico, con el compromiso de todos: pueblo, gobernantes e instituciones”.

“Escuchamos el llamado de esta hora de la historia a un tiempo de servicio expectante y activo en nuestras acciones y ocupaciones. Escuchamos el clamor a luchar por la vida, toda la vida y la vida de todos, desde su concepción, en los proyectos de los jóvenes y las familias, en la debilidad de la enfermedad, en las situaciones de pobreza y penurias de cualquier tipo, en el acompañamiento de su tránsito final”, puntualizó.

“A toda la comunidad diocesana de Concordia, a los hermanos que profesan la fe en Cristo y a los que reconocen al Dios único, a todos los hombres de buena voluntad, a las familias, a las comunidades, a los amigos, a cada corazón, especialmente los que sufren, les deseo una santa Navidad. ¡Deseo que todos reciban a Jesús, y en Él la abundancia de sus bendiciones!”, concluyó.+

» Texto completo del mensaje