Martes 16 de agosto de 2022

Uruguay se alista a vivir a pleno el Mes Misionero Extraordinario

  • 1 de octubre, 2019
  • Montevideo (Uruguay) (AICA)
Mes Misionero Extraordinario
Doná a AICA.org

Propuestas pastorales, meditaciones diarias y una novena misionera, son algunas de las diversas propuestas que Obras Misionales Pontificias del Uruguay (OMP) preparó para el Mes Misionero Extraordinario, convocado por el papa Francisco, que se inicia hoy, martes 1º de octubre, con el lema “Bautizados y enviados, la Iglesia de Cristo en Misión por el mundo”.



Entre los subsidios pastorales que OMP puso a disposición de los movimientos parroquiales, educativos o eclesiales se destacan: una propuesta catequética para las diferentes edades, una meditación diaria para cada día del mes de octubre propuesta por el padre James H. Kroeger MM, y una novena misionera.



La novena misionera desarrolla el tema del Mes Misionero Extraordinario, “Bautizados y Enviados”, y puede ser utilizada en diferentes circunstancias por las comunidades, especialmente en ocasión del día del Santo Patrono o para la Jornada Misionera del 20 de octubre.



Los pasajes bíblicos propuestos están tomados del libro de los Hechos de los Apóstoles: “Con los primeros discípulos experimentamos audacia y creatividad en la misión, colaborando con el Espíritu Santo en comunión con la Iglesia de Cristo. Y esta audacia significa caminar con el coraje y el fervor del primero que proclamó el Evangelio”, explica OMP.



“Para cada día hay un símbolo (agua, los eslabones de la cadena, el perfume, el vaso, la cerradura y la llave), un texto bíblico, sugerencias para la meditación, la profundización y la oración”.



Al presentar el material, Leonardo Rodríguez, director nacional de las OMP del Uruguay, al presentar el material, destacó que “el Mes Misionero Extraordinario nos sitúa sobre todo en la dimensión universal, donde la misión del bautizado adquiere nuevos horizontes que van más allá de cualquier límite: geográfico, cultural, social, idiomático o de otro tipo, para volver a escuchar el mandato misionero de Cristo que nos envía a todos”.



“Hoy todavía hay multitudes que no conocen a Cristo, -añadió- y aunque, no todos iremos a otro país, o a otro continente, todos debemos asumir la responsabilidad de que todos encontremos a Cristo: la oración, el ofrecimiento de nuestros dolores y sufrimientos, el testimonio y la cooperación material son la verdadera expresión de nuestra pertenencia a la Iglesia católica”. +