Sábado 26 de noviembre de 2022

Una jornada para pedir que haya más y buenos pastores

  • 25 de abril, 2018
  • Buenos Aires (AICA)
Vigilias, adoración ante el Santísimo, misas, testimonios vocacionales y momento de reflexión sobre la vocación al sacerdocio y a la vida consagrada, fueron algunas de las actividades que se desarrollaron en las diócesis argentinas con motivo de la solemnidad del Buen Pastor, oportunidad en la que se celebra la Jornada Mundial de Oración por las Vocaciones.
Doná a AICA.org
Vigilias, adoración ante el Santísimo, misas, testimonios vocacionales y momento de reflexión sobre la vocación al sacerdocio y a la vida consagrada, fueron algunas de las actividades que se desarrollaron en las diócesis argentinas con motivo de la solemnidad del Buen Pastor, oportunidad en la que se celebra la Jornada Mundial de Oración por las Vocaciones.

Los obispos fundamentaron sus reflexiones en el mensaje del papa Francisco para la jornada, que lleva por lema: "Escuchar, discernir, vivir la llamada del Señor".

Mensajes y homilías
El administrador apostólico de Santa Fe de la Vera Cruz, monseñor José María Arancedo, recordó que "el sacerdocio es una vocación siempre nueva y actual porque está llamada a vivirse como una configuración a Cristo: ?que es el mismo ayer y hoy, y lo será para siempre?. Es para el sacerdote un camino creativo de realización personal y eclesial".

El arzobispo de San Juan de Cuyo, monseñor Jorge Lozano, animó a leer el mensaje del papa Francisco para esta jornada con el título "Escuchar, discernir, vivir la llamada del Señor" y recordó la importancia de sostener los seminarios, donde se formarán los futuros sacerdotes.

El obispo de Cruz del Eje, monseñor Ricardo Araya, destacó que "es Dios quien nos reúne, quien nos acompaña, atiende y cuida. Dios, pastor, es quien comparte nuestra propia vida en Jesús, hasta tomar sobre sí nuestro sufrimiento".

El obispo de Mar del Plata, monseñor Gabriel Mestre, sostuvo que "el único Buen Pastor con mayúscula es Dios" y animó a ser "pastores" que reflejen su presencia. "No podremos ser imagen de Jesús el Buen Pastor si primero no somos sus fieles ovejas", advirtió.

Monseñor Rubén Frassia, obispo de Avellaneda-Lanús, invitó a pedirle a la Virgen María, a Santa Teresa, al Santo Cura Brochero, al Santo Cura de Ars y al beato Pablo VI que ayude a cada uno a "saber que se puede ser santo, que se puede ser cristiano, que se puede ser católico, que se puede ser una buena persona y que se le puede decir a Dios: ?Aquí estoy Señor, para hacer tu voluntad?. Escuchen el llamado y estén prontos para la respuesta".

La diócesis de Puerto Iguazú celebró encuentros zonales, con la participaron de más de un centenar de jóvenes, a quienes el obispo local, monseñor Marcelo Martorell, les recordó que "necesitamos de pastores que busquen conducir al rebaño del Señor a los pastos frescos, que no es otra cosa que alimentarlo y cuidarlo; y si es necesario dar la vida por ellos".

El obispo auxiliar de Córdoba, monseñor Pedro Torres, presidió la misa del Domingo del Buen Pastor en la capilla Jesús Buen Pastor y María de la Divina Gracia, donde afirmó que "hemos sido llamados a cuidar la vida, a promover la vida, a valorar la vida" y recordó al Santo Cura Brochero, cuando enseñaba: "¿Para qué nacimos? para amar servir y alabar a Dios en esta vida y gozarlo en la eterna".

"Dentro del rebaño de la Iglesia, Jesús invita a algunos hombres y mujeres a pastorear el rebaño. Y si bien reconocemos la importancia de los misioneros, catequista y tantos agentes de pastoral, hoy especialmente queremos pedir por las vocaciones sacerdotales y religiosas. Queremos pedir para aumenten esas vocaciones y queremos pedir por cuidado de los que ya se han consagrado a Dios", rogó el obispo auxiliar de Merlo-Moreno, monseñor Oscar Miñarro.

Los jóvenes de la diócesis de Lomas de Zamora se congregaron el sábado 21 de abril para rezar por las vocaciones en el colegio Nuestra Señora del Huerto (Temperley), donde el obispo auxiliar, monseñor Jorge Torres Carbonell, consideró necesario que haya "más pastores" y pidió que "también que como cristianos seamos buenos pastores y crezcamos en este camino en el que compartimos la fe que nos une, porque con nuestro nombre de cristianos tenemos que vivir con actitudes de buenos pastores, donde tal vez nos toca acompañar la vida de otros".

El obispo auxiliar de San Martín, monseñor Han Lim Moon, compartió su testimonio vocacional, e invitó a los jóvenes a decirse "sí" al llamado especial del Señor a "consagrar totalmente tu vida", y aseguró: "Serás feliz auténticamente anunciando su amor".

El obispo auxiliar de San Isidro, monseñor Martín Fassi, recordó que para ser "buen pastor" es necesario "cuidar la vida" y expresó su deseo de que haya cada vez más jóvenes dispuestos a "guiar, conducir y cuidar la vida del Pueblo de Dios".+