Lunes 15 de agosto de 2022

Ultiman los trabajos para el primer santuario nuevejuliense

  • 12 de octubre, 2017
  • Nueve de Julio (Buenos Aires) (AICA)
Concluyen los últimos trabajos para la inauguración del primer santuario de la diócesis de Nueve de Julio, bajo la advocación de Nuestra Señora de Fátima. El obispo diocesano, monseñor Ariel Torrado Mosconi, inaugurará el templo mañana viernes 13, con la celebración de una misa a las 19.
Doná a AICA.org
Están finalizando los últimos detalles de la primera etapa de obras en la parroquia Nuestra Señora de Fátima, que será erigida como santuario este viernes 13 de octubre, a las 19. El templo se convertirá en el primer santuario que tendrá la diócesis de Nueve de Julio.

Su inauguración se celebrará con una procesión desde la capilla Sagrado Corazón y luego na misa presidida por el obispo diocesano, monseñor Ariel Torrado Mosconi, a las 19.

Desde el anuncio y presentación del proyecto realizados el 13 de mayo pasado, se comenzaron los trabajos que demandaron varias reformas y reparaciones. Las obras incluyeron la ampliación de ventanas y puertas así como también la pintura de cinco frescos que decorarán el cielo raso y los vitrales de los ventanales. Las pinturas -que fueron realizadas por un artista polaco, Boguslaw Rafal Ziólkowski- constituyen en sí mismos una catequesis visual cargada de simbolismo, mensaje y expresividad.

El trabajo está a cargo de los artistas plásticos argentinos, la muralista Mónica Corrales y el historiador de arte Eduardo Gabriel Díaz Hermelo. En los ventanales superiores se colocaron imágenes que representan los misterios del Rosario y, en los inferiores, las cuatro flores más representativas de la Virgen de Fátima: La violeta, la rosa, el lirio y la flor de lis, que representan la humildad y la inocencia, el dolor de María ante la crucifixión de su hijo, la fidelidad y la pureza. Los diseños se realizaron con una técnica novedosa para las iglesias que consiste en colocar venecitas sobre el vidrio, actividad que se realizó en conjunto con numerosos colaboradores y voluntarios que se acercaban a diario al templo.

También, se finalizaron dos de los cinco frescos que decorarán el techo interno y que fueron realizados por el artista polaco. Cada uno de ellos tiene una extensión aproximada de tres metros cuadrados y representan los cinco misterios gloriosos (la resurrección, la ascensión a los cielos; la venida del Espíritu Santo sobre la Virgen María y los apóstoles; la asunción de santa María al cielo y la coronación de la Virgen María).

Se restauraron, también, imágenes y el antiguo retablo que pertenecieron a la iglesia parroquial -hoy catedral- y que estaban en depósitos del museo municipal local. Actualmente, Mónica Corrales se encuentra trabajando con los murales del frente del edificio que tendrán imágenes sobre la aparición de la Virgen a los pastorcitos. Además, se preparará la ornamentación del espacio verde que rodea al santuario y que consistirá en el diseño de la mitad de un jardín medieval. Contendrá especies vegetales comestibles, aromáticas y ornamentales y, entre estas últimas, contará con un retoño de la encina original en la que se posó la Virgen de Fátima. +