Martes 30 de noviembre de 2021

Taller de Salmos, la oración privilegiada de los cristianos

  • 18 de octubre, 2021
  • Buenos Aires (AICA)
En los próximos tres jueves, el P. Rafael Cúnsulo OP, animará un Taller de Salmos, la oración privilegiada de los cristianos.
Doná a AICA.org

En los dos últimos jueves de octubre (21 y 28), y en el primer jueves de noviembre próximos, dirigido por el padre dominico fray Rafael Cúnsulo OP, se efectuará de manera virtual un "Taller de Salmos", la oración privilegiada de la comunidad cristiana.

"Muchos salmos -explica Fray Cúnsulo- fueron rezados por nuestro Señor Jesucristo, quien les dio la plenitud de sentido. El libro de los salmos es un rico repertorio que suministra textos para comprender las diversas situaciones de la vida; su lectura puede interesar, pero sólo rezados serán realmente comprendidos y apropiados por los creyentes”.

El taller será los jueves 21 y 28 de octubre y el jueves 4 de noviembre de 20 a 21.

En este taller se verá la grandeza de Dios y la dignidad del ser humano ("Señor, nuestro Dios, qué admirable es tu nombre en toda la tierra!": salmo 8); la confianza en Él, nuestro refugio ("Yo me refugio en ti, Señor": salmo 70/71); y nuestra salvación ("Te alabaré, Dios mío, a ti, el único Rey, y bendeciré tu nombre eternamente": salmo 145).

Cada jueves del taller se iniciará escuchando una versión cantada del salmo (momento de oración); luego se analizará (momento de meditación) y finalmente cada participante elaborará su propio salmo (momento apropiación del salmo). Este tercer momento podrá ser compartido con los demás libremente.

Para inscribirse hay que usar el siguiente link.

Para participar del taller se pide una contribución voluntaria pero la contribución no es condición para inscribirse o realizar el curso. Se puede asistir a los tres días o a uno sólo.

Fray Rafael Cúnsulo, animador de la comunidad dominica de Santiago del Estero, es doctor en filosofía; iniciador junto con varios amigos del movimiento Entretiempo; desde hace más de una década se dedica a estudiar y predicar con los salmos; los talleres son, precisamente, fruto de esa actividad.

Los Salmos rezados por Cristo
Al conservar el uso de los Salmos, los primeros cristianos no hicieron más que seguir el ejemplo de Cristo. Los Salmos, en efecto, animaron su constante diálogo con el Padre. Un Salmo expresa el sentido de su misión, en el momento de venir a este mundo (Sal 40,8-9 citado en Heb 10,9). En sus peregrinaciones a Jerusalén, antes de iniciar su ministerio público, Jesús cantó los Salmos graduales (Luc 2,41-42). En la Última Cena entonó los Salmos que recitaban los judíos al celebrar la Cena pascual (Mt 26,30). Y en la Cruz recurrió una vez más al Salterio para expresar su dolor y su abandono confiado en las manos del Padre (Mt 27-46; Lc 23,46; Jn 19,28).+