Miércoles 7 de diciembre de 2022

Su Beatitud Sviatoslav Shevchuk visitó al papa emérito Benedicto XVI

  • 10 de noviembre, 2022
  • Ciudad del Vaticano (AICA)
El arzobispo mayor de la Iglesia Greco-Católica Ucraniana, en Roma en estos días, visitó al papa emérito en el monasterio Mater Ecclesiae y le pidió que "siga rezando por la paz en Ucrania".
Doná a AICA.org

Su Beatitud Sviatoslav Shevchuk, arzobispo mayor de la Iglesia Greco-Católica Ucraniana (UGCC), visitó al papa emérito Benedicto XVI en su residencia del monasterio "Mater Ecclesiae", en el Vaticano. El primado de los católicos ucranianos relató al papa Benedicto XVI las consecuencias de la guerra en Ucrania, y le pidió que “siga rezando por la paz en nuestro país”.

“El poder de la oración ayuda al pueblo ucraniano a perseverar en esta lucha. Le pido, Santo Padre, que continúe orando por Ucrania”, le expresó Su Beatitud al papa emérito.

Durante la conversación, el líder de la UGCC habló sobre la base ideológica de la agresión rusa y las intenciones coloniales del país eurasiático,  y enfatizó que el supuesto "plan para la desnazificación de Ucrania es un genocidio evidente del pueblo ucraniano".

Al comienzo de la invasión rusa, el papa emérito envió a Su Beatitud Shevchuk una carta de solidaridad, en la que aseguraba su apoyo en oración al pueblo de Ucrania. El titular de la UGCC expresó su agradecimiento por este "gesto especial" de Su Santidad y le pidió que "siga rezando por una paz justa para nuestro país". “El hecho de que Ucrania exista hoy y defienda dignamente su derecho a la independencia es un milagro de Dios, y creemos que este es el fruto de las oraciones de nuestro pueblo y del mundo entero por nosotros”, enfatizó el arzobispo mayor.

Cuando el Papa emérito le preguntó sobre el servicio de las Iglesias en tiempos de guerra, el primado católico habló sobre las actividades del Consejo de Iglesias de Ucrania y sobre las organizaciones religiosas, la cooperación entre las Iglesias en el ámbito humanitario y la unidad ecuménica, reflejada "en la oración frente a las fosas comunes, donde están enterrados nuestros hermanos y hermanas de diferentes denominaciones".

Al final del encuentro, el papa emérito entregó a Su Beatitud una medalla conmemorativa de la limitada colección referente a su pontificado, y le pidió que transmitiera palabras de apoyo y su bendición a todo el pueblo ucraniano.+