Miércoles 8 de febrero de 2023

Siria: Piden cesar el fuego y vivir una Pascua sin violencia

  • 5 de abril, 2012
  • Alepo (Siria) (AICA)
Monseñor Giuseppe Nazzaro OFM, vicario apostólico de Aleppo de los latinos, envió a través de la agencia Fides una sincera apelación por un alto el fuego inmediato en Siria, para poder celebrar una Semana Santa sin violencia. "Pedimos a las partes en conflicto que acepten un alto el fuego inmediato, con motivo de la fiesta de la Pascua de Resurrección. Callen las armas, se ponga fin a la violencia que genera la muerte y el sufrimiento continuo. Que se acepte el mensaje de paz. Todo se pierde con la guerra, sólo la paz nos puede dar una nueva esperanza", exhortó monseñor Nazzaro.
Doná a AICA.org
Monseñor Giuseppe Nazzaro OFM, vicario apostólico de Aleppo de los latinos, envió a través de la agencia Fides una sincera apelación por un alto el fuego inmediato en Siria, para poder celebrar una Semana Santa sin violencia.

"Pedimos a las partes en conflicto que acepten un alto el fuego inmediato, con motivo de la fiesta de la Pascua de Resurrección. Callen las armas, se ponga fin a la violencia que genera la muerte y el sufrimiento continuo. Que se acepte el mensaje de paz. Todo se pierde con la guerra, sólo la paz nos puede dar una nueva esperanza", exhortó monseñor Nazzaro.

Los cristianos sirios, dice el Vicario Apostólico, vivirán la Semana Santa en "voz baja", sin ningún tipo de manifestación pública de culto: no lo hicieron el Domingo de Ramos, no harán procesiones ni Vía Crucis públicos el Viernes Santo, ni oración, o Santa Misa al aire libre el domingo de Pascua, como era habitual.

"Queremos expresar de esta manera nuestra profunda solidaridad y cercanía a todo el pueblo de Siria, que sufre desde hace un año por causa de un grave conflicto", dice monseñor Giuseppe Nazzaro.

La cercanía se manifiesta concretamente a través de Cáritas Siria, que acaba de recibir una ayuda del Papa, enviada a través del Consejo Pontificio "Cor Unum", y que "dará alivio y asistencia humanitaria a muchas familias, cristianas o no, que huyeron de sus hogares por la violencia".

"Oramos por las víctimas, señala monseñor Nazzaro, y esperamos que pronto regrese una época de paz y reconciliación".

El camino hacia la paz, dice el Vicario Apostólico, pasa a través de la aplicación del plan de paz de la ONU presentado por Kofi Annan: "pedimos que sea aceptado y aplicado por todas las partes interesadas, el gobierno y la oposición".

Y finalmente el prelado desea que "la nación siria no siga siendo víctima de las presiones y los juegos políticos de las potencias extranjeras" y que "no se encuentre en manos de los grupos islámicos".

De cara al futuro, monseñor Nazzaro recuerda la necesidad de "garantizar un mayor respeto por la libertad religiosa y los derechos de las minorías". +