Domingo 14 de agosto de 2022

Shevchuk: Que el mundo escuche la voz de las víctimas y ponga fin a esta guerra

  • 19 de julio, 2022
  • Kiev (Ucrania) (AICA)
Los ucranianos bajo ocupación están cavando fosas comunes para ellos mismos, alertó al mundo el arzobispo mayor de la Iglesia Greco-Católica Ucraniana.
Doná a AICA.org

Constantemente se cometen terribles crímenes contra la humanidad en los territorios ocupados por los rusos, recuerda al mundo el arzobispo mayor de la Iglesia Greco-Católica Ucraniana, su beatitud Sviatoslav Schevchuk. 

El arzobispo advierte que hoy todo el mundo “sabe acerca de Bucza, Borodzianka, Irpien, porque estas ciudades están ubicadas cerca de Kiev y uno podría enterarse inmediatamente de los crímenes rusos. Sin embargo, todos los territorios ucranianos que pisó el invasor están hoy plagados de fosas comunes”.

En su mensaje de guerra diario, el arzobispo Schevchuk continuó con sus reflexiones sobre la oración, porque, como señaló anteriormente, durante la guerra todos se vuelven hacia Dios. Hoy animó particularmente a la participación en la liturgia de la Iglesia, en el servicio de Dios, porque supera cualquier otra forma de oración. Cristo mismo reza en la Eucaristía y se sacrifica.

“Hoy me gustaría que oráramos por nuestros hermanos y hermanas que están en los territorios ocupados. Incluso ahora, mientras reflexionamos sobre la mejor manera de orar por ellos, ellos, nuestros hermanos en los territorios ocupados, están siendo torturados, golpeados, cavan nuevas fosas comunes y se perpetran terribles crímenes contra la humanidad”. 

“Todos los días rezamos por los que quedan a la gracia del Señor, que están indefensos ante la mano asesina del ocupante. Recordemos a nuestros hermanos y hermanas en las regiones de Kherson, Zaporizhia, Donetsk y Luhansk, en la parte ocupada de la región de Kharkiv”. 

Y agregó: “Recordemos a nuestros hermanos de Crimea. Que el Señor Dios les ayude con su mano donde no podamos estar presentes y les preste un servicio cristiano. Dios bendiga a Ucrania, bendiga a los que están sufriendo en este momento”. 

“Jesús mismo está sufriendo en el cuerpo de Ucrania” y oró el primado católico ucraniano: “Déjanos reconocerte, sufriendo a manos del ocupante en los territorios ocupados, y que el mundo escuche la voz de tu cuerpo, de tu Iglesia, y detenga esta guerra, para que el enemigo abandone nuestra tierra, y los que están en sus garras mortales recuperan el don de la libertad. Dios bendiga a Ucrania".+