Martes 30 de noviembre de 2021

Parroquias, escuelas y clubes tienen el deber de proteger a los niños, afirmó el Papa

  • 17 de noviembre, 2021
  • Ciudad del Vaticano (AICA)
Francisco se suma a la 1° Jornada italiana de oración por las víctimas de abusos
Doná a AICA.org

Tras haber pronunciado su catequesis en la audiencia general del miércoles 17 de noviembre, en el Aula Pablo VI del Vaticano, el papa Francisco recordó que mañana, 18 de noviembre, tendrá lugar la 1° Jornada Mundial de Oración por las Víctimas y sobrevivientes de abusos, promovida por la Conferencia Episcopal Italiana.

"Espero que esta iniciativa pueda ser una oportunidad de reflexión, concienciación y oración para apoyar la recuperación humana y espiritual de las víctimas", dijo el Santo Padre.

Francisco destacó que es deber ineludible de todos los que tienen alguna responsabilidad educativa en la familia, en la parroquia, en la escuela, en los lugares de recreo y deporte, "proteger y respetar a los adolescentes y jóvenes que se les confían, porque es precisamente en esos lugares donde se producen la mayoría de los abusos".

Cuando no se gana el pan, se pierde la dignidad
Asimismo, el pontífice dirigió un pensamiento especial a los trabajadores de la comuna de Borgo Valbelluna, en la región italiana del Veneto, que están preocupados por su futuro laboral: "Ante sus acuciantes problemas, me uno a los obispos y párrocos de la zona para expresar mi cercanía. Hago un llamamiento sincero para que, en esta situación, como en otras similares que ponen en dificultades a tantas familias, no prevalezca la lógica del beneficio sino la del reparto justo y solidario", aseveró Francisco puntualizando que en el centro de toda cuestión laboral está siempre la persona y su dignidad: "Cuando no se gana el pan, se pierde la dignidad. Debemos rezar, y mucho, por estas personas".

Santa Isabel de Hungría, mujer de profunda fe
Finalmente, el Papa saludó a los fieles y peregrinos presentes en la audiencia, en particular, a los participantes en la Convención de la Red Nacional de Santuarios, al grupo del Policlínico San Matteo de Pavía y a los fieles de Sant'Elpidio a Mare: "Los animo a sumarse con alegría a la voluntad de Dios, encomendándose a la protección maternal de la Virgen María", aseveró.

Por último, como es habitual, Francisco expresó un pensamiento especial a los ancianos, los enfermos, los jóvenes y los recién casados: "La liturgia de hoy conmemora a Santa Isabel de Hungría, mujer de profunda fe y ardiente caridad. Que el ejemplo y la intercesión de esta ilustre santa de la caridad los ayude a cada uno de ustedes a vivir una vida virtuosa, tendiendo el corazón a los pobres y a todos los necesitados".+