Sábado 27 de febrero de 2021

Nuevos integrantes del Consejo Presbiteral Diocesano de Gualeguaychú

  • 19 de febrero, 2021
  • Gualeguaychú (Entre Ríos) (AICA)
Se anunciaron los nuevos integrantes del Consejo Presbiteral de la diócesis de Gualeguaychú, votados en la reunión sacerdotal del martes 16 de febrero.

La diócesis de Gualeguaychú renovó su Consejo Presbiteral Diocesano en una reunión de sacerdotes que tuvo lugar el martes 16 de febrero en la Casa de Retiros Virgen Peregrina.

Los participantes votaron parte de la conformación del nuevo consejo, definido como un grupo de presbíteros que actúa como el senado del obispo, en representación del clero diocesano. Su misión es “ayudar al obispo en el gobierno de la diócesis conforme a la norma del derecho, para proveer lo más posible al bien pastoral de la porción del pueblo de Dios que se le ha encomendado”.

El consejo se compone por dos representantes de cada una de las cuatro zonas, el vicario general, el rector del seminario y el responsable de la formación de los diáconos permanente, entre otros.

Campaña Donación AICA

El nuevo consejo comenzará sus funciones en la reunión del próximo 3 de marzo y quedó constituido de la siguiente manera: La zona Gualeguaychú está conformada por los presbíteros Maximiliano Zanardi, Ariel Crettaz y Gregorio Nadal Zalazar como suplente; la zona Tala, por los presbíteros Carlos Marchesín, Emanuel Escobar y Raúl Benedetti como suplente; la zona Uruguay la integran los presbíteros Oscar Menescardi, Rubén Romero sbd y Rubén Melchiori como suplente; y en la Zona Gualeguay – Victoria, asumirán los presbíteros Jorge Leiva, Heraldo Reverdito y José María Aguilar como suplente.

Asimismo, integrarán el presbítero Jorge Almeida, vicario general; el presbítero Mauricio Landra, rector del seminario; el presbítero Carlos Oberti, abad de la Abadía del Niño Dios; el presbítero Jorge Tournour, director de la Obra Salesiana; el presbítero Joaquín González, responsable de la formación de Diáconos Permanentes; y el presbítero Héctor Trachitte fue nombrado por el obispo de manera permanente por un período de tres años.+