Miércoles 29 de junio de 2022

Nueva masacre de fieles en Nigeria

  • 20 de junio, 2022
  • Abuja (Nigeria) (AICA)
El domingo 19 de junio, dos iglesias cristianas, una católica y una bautista, del noroeste de Nigeria fueron atacadas por hombres armados; hay 3 muertos y unos 40 secuestrados.
Doná a AICA.org

Hombres armados atacaron dos iglesias el domingo 19 de junio en una zona rural del noroeste de Nigeria, matando a tres personas, dijeron testigos y un funcionario local, semanas después de la masacre de 40 feligreses en un hecho similar en esta nación de África Occidental.

El ataque afectó a cuatro poblados de la zona de Kajuru en el estado de Kaduna. Un número desconocido de habitantes fueron secuestrados y varias viviendas quedaron destruidas, dijeron lugareños. Los agresores huyeron.

Los feligreses asistían a servicios religiosos el domingo en la mañana en la iglesia bautista Maranatha y en la iglesia católica San Moisés, en la comunidad de Rubuh, en Kaduna, cuando “los agresores llegaron y rodearon las iglesias”, ubicadas en la misma zona, dijo Usman Danladi, que vive cerca de allí, según informó la agencia AP.

El comando terrorista, compuesto por varios hombres armados, atacó a los fieles durante la misa matutina, disparando al azar. En el transcurso del tiroteo, tres personas murieron, mientras que otras sufrieron heridas de diversa gravedad y fueron trasladadas al hospital. Unas 40 personas están desaparecidas y se cree que fueron secuestradas por los terroristas.

“Antes de que los fieles se dieran cuenta, ya los estaban aterrorizando; algunos agresores comenzaron a atacar dentro de la iglesia y después otros se dirigieron a otras partes”, dijo Danladi. Señaló que la “mayoría de las víctimas secuestradas son de la iglesia bautista y las tres asesinadas eran católicas”.

El pueblo de Rubuh ya había sido atacado el el 27 de abril de 2020 y el 5 de enero de este año. Por este motivo, tanto los fieles de la iglesia católica como los de la iglesia evangelista decidieron celebrar sus servicios religiosos dominicales a las 7 de la mañana para que los participantes pudieran volver a casa lo antes posible. Pero esta vez, los agresores intervinieron justo después de las 7 de la mañana y atacaron durante los dos servicios religiosos.

El gobierno del estado de Kaduna confirmó los tres homicidios perpetrados por bandidos que “irrumpieron en las aldeas en motocicletas; comenzaron en Ungwan Fada, siguieron en Ungwan Turawa, y después en Ungwan Makama y Rubuh”.

“Se están llevando a cabo patrullajes de seguridad en la zona en general” conforme proceden las investigaciones, dijo el comisionado de seguridad de Kaduna, Samuel Aruwan.

La Asociación Cristiana de Nigeria condenó los ataques del domingo y denunció que las iglesias del país se han convertido en “blancos” de grupos armados.

Los familiares de los secuestrados esperan ahora que se pida un rescate para poder reencontrarse con sus seres queridos, a menudo al precio de tener que vender todas sus pertenencias.+