Miércoles 1 de febrero de 2023

Ninguna institución puede suplir a la familia, aseguran los obispos españoles

  • 30 de diciembre, 2022
  • Madrid (España) (AICA)
En su mensaje con motivo de la fiesta de la Sagrada Familia, los pastores insisten en el "imprescindible papel" de la familia
Doná a AICA.org

La comisión para la Familia y la Defensa de la Vida de la Conferencia Episcopal Española (CEE) aseguró hoy, viernes 30 de diciembre, que el papel de la familia “es imprescindible” en la formación de sus hijos: “Ninguna institución puede suplir su labor”, aseveran los prelados en su mensaje con motivo de la Jornada de la Sagrada Familia, este año con el lema, “La familia, cuna de la vocación al amor”.

“Cualquier intromisión en este ámbito sagrado debe ser denunciada porque vulnera el derecho que tienen los padres de trasmitir a sus hijos una educación conforme a sus valores y creencias”, dice el texto de la CEE.

“En estos momentos en los que atravesamos un invierno vocacional” al sacerdocio, a la vida consagrada y al matrimonio cristiano, explican, “no queremos instalarnos en una queja estéril que contempla pasivamente este ocaso de las vocaciones” porque “estamos convencidos de que la felicidad de cada persona pasa por el descubrimiento y vivencia en plenitud de la vocación que Dios ha soñado para ella desde toda la eternidad”.

Las claves que dan los obispos a las familias
De esta forma, y tomando como base la exhortación del papa Francisco Christus vivit, ofrecen diez pautas “para el discernimiento de la vocación y reflexionar sobre la educación en familia para facilitar a los hijos el proceso de discernimiento de la vocación”.

En ellas destacan: La educación en la fe; el rezo en familia; la formación en las virtudes “para poder ir contracorriente frente a la sociedad del bienestar”. 

También aconsejan a los padres tener muy presente en la formación de sus hijos que “no somos dueños del don sino sus administradores cuidadosos”.

Otra clave muy importante que debe tenerse presente es considerar la vida como ofrenda. Inculcar que “yo soy una misión en esta tierra, y para eso estoy en este mundo”. Forjar a los hijos en la caridad es otra de las pautas que señalan los obispos porque “la familia no es una célula aislada en sí misma, a la que no importa lo que sucede alrededor. Esta dimensión caritativa empieza en la familia ampliada, cuidando especialmente a los abuelos y a los mayores, pero debe estar abierta a las necesidades de los demás”.

Fomentar el conocimiento de las diversas vocaciones también está destacado en el mensaje de los obispos españoles, y llaman a “instaurar una cultura vocacional”, al tiempo que lamentan que familias cristianas “se opongan a la vocación de sus hijos al sacerdocio o a la vida consagrada o que les pidan que prioricen su futuro profesional, postergando la llamada del Señor”. 

En cuanto a la vocación al matrimonio, “no hay nada más estimulante para los hijos que ver a los propios padres vivir el matrimonio y la familia como una misión, con felicidad y paciencia, a pesar de las dificultades, los momentos tristes y las pruebas”.+