Sábado 4 de febrero de 2023

Nigeria: Queman vivo a un sacerdote

  • 16 de enero, 2023
  • Abuja (Nigeria) (AICA)
Brutal asesinato del padre Isaac Achi, párroco de Santos Pedro y Pablo, en Kafin- Koro, en la diócesis de Minna en el Estado de Níger.
Doná a AICA.org

“Condenamos enérgicamente este horrible acto de asesinato como bárbaro, cruel y despiadado. Las fuerzas de seguridad tienen que hacer todo lo posible para detener a los criminales que están detrás de este asesinato y llevarlos ante la justicia”, así se manifestaron los obispos nigerianos ante el brutal asesinato del padre Isaac Achi, párroco de los Santos Pedro y Pablo, en Kafin- Koro, en la diócesis de Minna, en el Estado de Níger en la Nigeria central septentrional.

El asalto tuvo lugar a las 3 de la madrugada del domingo 15 de enero, cuando un grupo armado intentó entrar en la casa parroquial del padre Isaac y, al no conseguirlo, prendieron fuego a la vivienda, quemando vivo al sacerdote que dormía profundamente. Su asistente, el padre Collins Chimuanya Omeh, logró escapar pero recibió un disparo y resultó herido y ahora está hospitalizado en estado grave.

“No se debe permitir que los delincuentes deambulen libremente dentro de nuestras comunidades. Esto los alienta a seguir cometiendo más y más delitos”, dice la nota firmada por monseñor Lucius Iwejuru Ugorji, arzobispo de Owerri y presidente de la Conferencia Episcopal Católica de Nigeria (CBCN), condenando el brutal asesinato.

El padre Achi también había sido párroco de la iglesia católica de Santa Teresa Madalla, también en el estado de Níger, bombardeada por terroristas de Boko Haram el 25 de diciembre de 2011 en la que murieron 44 personas. 

“Vinieron a matar. Si su propósito fuera un robo o un secuestro habrían actuado de otra manera” afirmó por su parte, el obispo auxiliar de Minna, monseñor Luka Sylvester Gopep, a la Agencia Fides. “Incluso antes de prender fuego a la casa, los bandidos dispararon indiscriminadamente. Un signo de su voluntad de matar”, agregó monseñor Gopep. 

Según el obispo auxiliar de Minna, “el asalto fue cometido por una banda de pastores fulani. Pero nos preguntamos quién los envió a asaltar la casa parroquial”.

En otra zona de Nigeria, otro sacerdote fue secuestrado el sábado 14 de enero. El padre Michael Olubunimi Olofinlade, párroco de la Iglesia de San Jorge, Omu Ekiti, en el Área de Gobierno Local de Oye, en el Estado de Ekiti, Suroeste de la Federación. 

“El padre Olofinlade estaba en una misión pastoral fuera de la parroquia. Su secuestro se produjo cuando regresaba a la parroquia hacia las seis de la tarde”, indica un comunicado de la diócesis de Ekiti.+