Viernes 2 de diciembre de 2022

Multitudinaria fiesta del beato Ceferino Namuncurá

  • 3 de septiembre, 2012
  • Chimpay (Río Negro) (AICA)
Además de la fiesta de la beatificación de Ceferino Namuncurá, ocurrida el 11 de noviembre de 2007 en Chimpay, a la que asistieron más de cien mil personas, todos los 26 de agosto, en ocasión del aniversario del nacimiento del beato, en este lugar se produce la mayor manifestación de fe de la Patagonia. Así ocurrió el pasado domingo 26 de agosto, en cuya ocasión se reunieron más de 50.000 devotos y admiradores del "Santito de la Toldería", como lo llaman algunos, o del "Lirio de la Patagonia", como lo proclaman otros. Una verdadera fiesta de fe del pueblo sencillo, teniendo como marco el santuario ecológico de Chimpay, levantado en el lugar donde llegó a la vida quien hoy muestra con su ejemplo de vida, el camino hacia el Padre y a nuestros hermanos, según una expresión de la revista salesiana "Ceferino Misionero".
Doná a AICA.org
Además de la fiesta con motivo de la beatificación de Ceferino Namuncurá, ocurrida el 11 de noviembre de 2007 en Chimpay, a la que asistieron más de cien mil personas, todos los 26 de agosto, en ocasión del aniversario del nacimiento del beato Ceferino, en este lugar se produce la mayor manifestación de fe de la Patagonia.

Así ocurrió este año, el pasado domingo 26 de agosto, en cuya ocasión se reunieron más de 50.000 devotos y admiradores del "Santito de la Toldería", como lo llaman algunos, o del "Lirio de la Patagonia", como lo proclaman otros.

Una verdadera fiesta de fe del pueblo sencillo, teniendo como marco el santuario ecológico de Chimpay, levantado en el lugar donde llegó a la vida quien hoy muestra con su ejemplo de vida, el camino hacia el Padre y a nuestros hermanos, según una expresión de la revista salesiana "Ceferino Misionero".

Peregrinos de todas las provincias del país, y también de Chile, llegaron en esos días a la localidad de Chimpay para venerar al beato, demostrando con la mayor peregrinación de los últimos diez años que el culto al beato Ceferino va en continuo ascenso.

Durante toda la semana hubo una importante cantidad de visitantes y el sábado 25 por la mañana ya estaba colmada en un 80 por ciento la capacidad del parque ceferiniano. Los actos centrales se realizaron el domingo 26, jornada de cierre de la semana de la fe, con una gigantesca procesión portando la "cruz del V Centenario" hasta el santuario del beato donde el obispo de la Prelatura de Esquel, monseñor José Slaby presidió la celebración eucarística.

De los últimos 1.000 metros de la procesión participó el gobernador de Río Negro, Alberto Weretilneck, acompañado por el intendente local Gerardo Bravo, el ministro de gobierno Hugo Lastra, el jefe de la policía Ariel Gallinger, y otros funcionarios.

Tras asistir a la misa, el gobernador dialogó con los medios locales y provinciales. El mandatario señaló que "se trata de una muestra de fe, tan importante para Río Negro como para toda la Patagonia. Por eso quisimos estar presentes junto a nuestros obispos y párrocos, y a todos los que llegan para demostrar su fe, y que tanto tienen que ver con miles de familias rionegrinas".

En su homilía monseñor Slaby hizo especial hincapié en defender la postura de la Iglesia de negarse a las reformas en el Código Civil. "Debemos reafirmar la postura del episcopado argentino ante la reforma del Código Civil. Es que éste implica regular sobre la vida de las personas y sus artículos marcan qué tipo de sociedad queremos tener. Sus efectos llegan muy lejos, por eso tenemos el derecho y la obligación de llamar al debate público".

El obispo de Viedma, monseñor Esteban Laxague, señaló al periodismo que había peregrinos de todas las provincias del país, y hasta de Chile. El fenómeno de la fe, de los devotos incondicionales a Ceferino, muchos de ellos jóvenes, sigue siendo impactante y difícil de explicar en palabras. Al beato indiecito le rezan por salud, trabajo, solución de problemas y todos coinciden en afirmar que nunca les ha fallado.+